Agronews Castilla y León

Arranca el mes de septiembre y con el una de las principales labores de cualquier agricultor en este periodo como es el abonado, para lo cual siempre es aconsejable llevar a cabo un análisis de tierra que nos permita conocer la auténtica realidad de nuestra parcela de tal forma que sepamos cual es el nutriente que más necesita la tierra.

Quizás una de las mayores novedades que se han presentado últimamente en el mercado son productos como D-CODER TOP que presenta como gran ventaja sobre el resto de competidores la capacidad de ser un fertilizante complejo granulado que actúa a demanda de la planta.

Este abono, que se presenta en tres formatos que van desde los sacos de 25 y 40 kilos a los “big bag” de 600 kilos, sin olvidar la opción que se presenta de comprarlo a granel, es el único fertilizante complejo granulado que actúa a demanda de la planta, liberando en cada momento los nutrientes que la misma reclama, con lo que se logra una mayor eficiencia en su actividad contribuyendo de una forma clara a una mejora de la rentabilidad que obtiene el agricultor con su trabajo, como se asegura desde la propia casa comercial este abono “interpreta las señales químicas emitidas desde la planta”.

La aplicación de este fertilizante permite lograr una rendimiento superior al que se alcanza con un producto NPK (Nitrógeno, Fósforo Potasio). Así un reciente estudio realizado muestra que este producto, en comparación con un producto tipo 8-15-15, alcanza un 38% de eficiencia de las unidades de nitrógeno asimiladas por la planta en el momento que las necesita, cifra que se eleva hasta el 59% en el caso del potasio y que llega al 182% si la comparativa se realiza con el fósforo.

Otra de las grandes ventajas que aporta la utilización del D-CODER TOP es que cuenta con una mayor actividad de los nutrientes asimilados ya que logra un aumento del 40% del caudal medio de absorción de los nutrientes en la raíz y su actividad en el metabolismo de la planta. A lo que se debe sumar otra circunstancia muy importante como es la disminución de las perdidas que se sitúan en un 25% en el caso del potasio, del 35% para el nitrógeno y que llegan al 100% si hablamos del fósforo.

RAÍZ Y HOJAS

Es indudable que, una vez que se aplica un fertilizante, se trata de buscar los resultados que con el se alcanzan en dos temas fundamentales como es el desarrollo tanto de la raíz como el foliar. Con la aplicación de D-CODER TOP, los informes hablan de un aumento de la estructura radicular que puede llegar al 25% e incluso siendo superior en el caso de la foliar que podría alcanzar una mejoría del 50% en relación a otro tipo de productos.

Finalmente, señalar las mejoras de rendimientos que se alcanzan en relación a ciertos cultivos que son del 16/11% en el caso de la cebada, del 14% en el maíz y entre el 10 y el 22% en la alfalfa.

Sección: