Agronews Castilla y León

El instituto francés Idele ha hecho público recientemente un estudio en el que analiza como ve el futuro del vacuno de leche en Francia dentro del horizonte 2030.

El primer dato que destaca del informe es que el número de explotaciones pasaría de las 75.000 actuales a las 40.000 que se esperan en esa fecha, aunque aquí destaca la fuerte heterogeneidad del sector y que se va a mantener en ese futuro.

El sector va a serguir trabajando en la mejor de la productividad, con animales como mayor capacidad de aportar leche lo que hará que en 2030, las toneladas de leche producidas en Francia sea un 15% superior a la actual.

La reestructuración de la producción lechera conducirá inevitablemente, según Idele, a la redistribución de un millón de vacas lecheras entre granjas lo que obligará a la construcción de nuevas instalaciones y una inversión estimada en 800 millones de euros al año.

Además, el citado instituto asegura que Francia, "a diferencia de lo que pasa a otros vecinos y competidores" tiene muchos activos para aumentar la producción como, por ejemplo, las reservas de suelo que proporcionan a los ganaderos con altos márgenes para producir grandes cantidades de forraje.

A estos se añade que  las limitaciones ambientales pesan menos en los ganaderos franceses que en los de otros países  del norte de Europa, donde la densidad de las explotaciones es particularmente importante.

Si esto es lo que se anuncia para los ganaderos, las perspectivas también son buenas para la industria francesa de productos lácteos que ofrece una amplia gama de productos, siendo una muy importante productora de leche en polvo y mantequilla.

Sección: