Agronews Castilla y León

Un estudio sobre la disponibilidad de antibióticos para uso veterinario en Internet llevado a cabo por un grupo multidisciplinar de investigadores de la Universidad de León (ULE) integrado por expertos en farmacología (profesores de farmacología de la Facultad de Veterinaria), y en ciberseguridad (Escuela Superior de Ingeniería Industrial, Informática y Aeroespacial), ha analizado un total de 261 sitios web y ha concluido que sería aconsejable adoptar iniciativas de comunicación, promoción y educación en cuestiones de salud para informar mejor a los compradores potenciales sobre los peligros de adquirir antibióticos online, al tiempo que se muestra partidario de establecer procedimientos de control de su venta.

El trabajo, que ha sido publicado en ‘Frontiers in Veterinary Science’, partió de la constatación de que la compra online de medicamentos ha crecido significativamente y se ha intensificado por el aislamiento social que ha sido provocado en buena medida por la pandemia de la COVID-19.

El artículo señala que comprar medicamentos online “tiene indudables ventajas para los consumidores”, entre los que señala la posibilidad de hacerlo “en cualquier momento y lugar”, junto a factores como “privacidad, comodidad, posibilidad de comparar precios o acceder fácilmente a una gama más amplia de productos, compartir opiniones, acceso gratuito a la información, ausencia de barreras de distancia, descuentos, etc”.

Sin embargo, este comportamiento ocasiona varios inconvenientes con peligrosas consecuencias. Además de la posibilidad de adquirir medicamentos falsificados o abusar de ellos, también se han de tener en cuenta riesgos derivados de “la potencial ausencia de diagnóstico o supervisión profesional de los tratamientos y el acceso a información incorrecta o inapropiada sobre ellos”.

USO DE ANTIBIÓTICOS Y RESISTENCIA ALOS ANTIMICROBIANOS

Los antibióticos de uso veterinario se encuentran entre los medicamentos a los que se puede acceder fácilmente de forma online, tanto en webs legales como ilegales. A este respecto, el estudio de los científicos de la ULE señala que “el uso indebido o excesivo de antibióticos puede favorecer la aparición de resistencias a los antimicrobianos, con un impacto directo en la salud humana y animal, así como en los ecosistemas”

Hay que tener presente que el control de la resistencia a los antibióticos es una alta prioridad para la Organización Mundial de la Salud (OMS), así como para la Agencia Europea de Medicamentos. La promoción del uso adecuado de los antimicrobianos en animales y la identificación de los factores de riesgo que pueden conducir al desarrollo y propagación de la resistencia a los antimicrobianos son fundamentales para desarrollar y monitorear políticas sobre el uso responsable de estos compuestos.

El texto del artículo insiste en que una de las mayores amenazas para la salud mundial en la actualidad es la resistencia a los antibióticos, “lo que genera mayores costos de tratamiento, una estadía hospitalaria más prolongada y una mayor mortalidad”. Dicha resistencia está aumentando a niveles peligrosamente altos en todas partes del mundo, amenazando nuestras posibilidades de tratar enfermedades infecciosas comunes.

La investigación llevada a cabo por los científicos de la ULE desarrolló un software específico para la búsqueda online, que analizó con detalle un total de 261 sitios web (160 de ellos se obtuvieron tras realizar la búsqueda en inglés y 101 en español), con el fin de estudiar las características de venta de las páginas de internet en donde se pueden adquirir antibióticos.

Se evaluó el número de páginas que ofrecen antibióticos incluidos en la lista de la OIE (Organización Mundial de Sanidad Animal) de agentes antimicrobianos de importancia veterinaria, su disponibilidad para diferentes vías de administración y las especies a las que están destinados. Los investigadores descubrieron que la mayor oferta de antibióticos fue para aquellos compuestos considerados de ¡importancia crítica¡ por la OIE

En la búsqueda en inglés, las penicilinas estaban disponibles en el 55,8 % de los sitios web, las tetraciclinas en el 55,0% y las fluoroquinolonas en 52,7 %. En los que aparecían en español, las familias con mayor presencia fueron las fluoroquinolonas (67,9 %), las tetraciclinas (67,9 %) y las penicilinas (65,4 %).

En cuanto a los antibióticos individuales, los más ofrecidos en ambas búsquedas fueron amoxicilina (49,6 % de los sitios en inglés y 57,7 % en español) y doxiciclina (46,5 % de los sitios en inglés y 53,8 % en español). Las familias más ofertadas fueron las penicilinas, tetraciclinas, fluoroquinolonas y aminoglucósidos para administración oral y parenteral. La mayoría de las ofertas eran para administración oral y parenteral y estaban destinadas a perros y gatos y bovinos.

Tras los resultados obtenidos, los investigadores concluyen que la disponibilidad online de antibióticos veterinarios es ‘muy alta’, y consideran especialmente preocupante que las páginas web revisadas vendieran principalmente antibióticos ‘de importancia crítica’.

Sección: