Agronews Castilla y León
  • Claves del sector laboral en el sector agrario: aumenta la empleabilidad y los contratos indefinidos, se evidencia la necesidad de fomentar el relevo generacional y la presencia femenina y surgen nuevas posiciones técnicas vinculadas con el AgroTech.

En el primer trimestre de 2022, el sector agrícola ocupó al 4,1% de la población española, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).  Además, tal y como señala el Ministerio de Trabajo y Economía Social, en el mes de abril disminuyó el paro dentro del sector en un -6,10%, lo que representa un total de 9.544 personas empleadas más que en el mes anterior. En la misma línea, según el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, la variación interanual entre abril de 2022 y abril de 2021 señala que el paro ha disminuido en un -23%, lo que supone 44.520 desempleados menos que en 2021.

Teniendo en cuenta estos datos, Synergie, multinacional de RRHH con un área especializada en el sector agrícola, realiza un análisis laboral de la industria agrícola. En términos generales, Silvia Balcells, directora general de Synergie, señala que “los datos de empleo del mes de abril y la comparativa respecto al año anterior posicionan al sector agrícola como una industria clave para la recuperación del empleo en España. Además, añade que “la Reforma Laboral ha tenido una fuerte incidencia en este ámbito y ya hay cambios evidentes en la modalidad de contratación”.

Claves de la situación laboral en el sector agrícola según Synergie:

  • La agricultura impulsa la recuperación del empleo. Los datos del último mes y la comparativa respecto al año anterior demuestran que la agricultura es una actividad esencial que sigue creciendo en materia de empleabilidad. En este contexto, Sílvia Balcells reconoce que “la positiva variación interanual de contratación en el sector agrícola pone de manifiesto la importancia que tiene esta actividad en el panorama nacional”. “La relevancia que tiene esta industria en la economía se traduce en una mayor demanda de empleabilidad que está impulsando la recuperación del empleo” añade Balcells.
  • Aumentan los contratos indefinidos. La contratación indefinida, según el Ministerio de Trabajo y Economía Social, representó un 3% de los contratos del sector agrícola en diciembre de 2021, sin embargo, los datos del pasado mes de abril cifran los contratos indefinidos en un 50%. En este contexto, la directora general de Synergie, afirma que “la Reforma Laboral ha impulsado el cambio en las modalidades de contratación de un sector tradicionalmente marcado por la temporalidad”. Sin embargo, reconoce que “es necesario buscar fórmulas que den respuesta a un empleo fuertemente condicionado por la estacionalidad de las cosechas que, de forma habitual, se han sustentado gracias a los contratos temporales”.
  • Auge de posiciones digitales. La innovación tecnológica es una realidad que afecta a todas las industrias, incluida la agrícola. Así pues, la carrera por la digitalización lleva años pisando el acelerador en el ámbito de la agricultura, especialmente en cuestiones relacionadas con la sostenibilidad y la eficiencia. Bajo este pretexto, Balcells señala que “se está experimentando un auge en posiciones técnicas vinculadas con la digitalización y la innovación dentro de la actividad agrícola”. Concretamente, desde Synergie apuntan una creciente demanda de perfiles técnicos que impulsen la transformación digital del sector. “Actualmente hay muchas ofertas laborales de posiciones como técnico medioambiental, científico de datos agropecuarios o experto en modelos predictivos, estrechamente vinculadas a la aplicación de la tecnología en el sector agrario” añade.
  • Fomentar el relevo generacional y la presencia femenina. La falta de incorporación de talento joven es una de las principales problemáticas dentro del sector agrícola. Sílvia Balcells explica que “es indispensable promover que los jóvenes vean en el sector agrícola una actividad esencial y una oportunidad laboral que ofrece buenas condiciones”. Además, se trata de una industria que parece trabajar al margen de la feminización. Según el estudio La ocupación en el sector agrario: trayectoria y actualidad difundido por el centro de investigación económica y social Funcas, el 77% de los empleados en este ámbito son hombres. La directora general de Synergie apunta que “las mujeres tienen más dificultades tanto para encontrar empleo como para prosperar dentro de la industria agrícola y, precisamente por este motivo, es indispensable incluir una perspectiva feminista que fomente la igualdad de género dentro del sector”. En este sentido, cabe destacar la preocupación del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación que, a principios de 2022, anunció una inversión de 145 millones de euros anuales con el objetivo de atraer talento joven y femenino en el sector agrícola.

Sección: