Agronews Castilla y León

Cerca de un centenar de manifestantes convocados por la Asociación de Pueblos Unidos de la Comarca de Tábara se han dado cita hoy en la localidad zamorana de Faramontanos de Tábara para pedir el final de las llamadas “macrogranjas”.

 

Han querido destacar en un comunicado de prensa que “los movimientos vecinales, como la propia Asociación Pueblos Unidos de la comarca de Tábara, también contamos con ganaderos. Gente que trabaja y vive del medio rural, pero que está en contra de las macrogranjas, en contra de las producciones industriales intensivas. Además de los daños medioambientales, económicos y sociales que generan las macrogranjas, este modelo productivo pone en riesgo el futuro de cientos de pequeños y medianos ganaderos, muchos de los cuales han tenido o tendrán que acabar claudicando, cerrando sus explotaciones e implicándose en proyectos de macrogranjas si quieren seguir viviendo en el medio rural y de sus explotaciones ganaderas.”

La Asociación Pueblos Unidos de la comarca de Tábara, al margen de la polémica actual, asegura que  siempre ha estado en contra de estos proyectos de producción industrial intensiva: Proyectos que, aseguran, no traen riqueza para el territorio.

Además, critican que tampoco se tenga en cuenta a los vecinos que viven en un municipio. Que los ayuntamientos tramiten los proyectos sin dar ninguna explicación a los vecinos, solo lo hacen cuando les pillan ‘con el carrito de los helados’ y, entonces, la información que facilitan es mínima. “Es lo que pasa en Faramontanos de Tábara, dónde nos cuesta mil y un esfuerzos conseguir una mínima información sobre cómo va el proyecto de Batallé. Ahora nos acabamos de enterar de que en agosto de 2020, el Ayuntamiento de Faramontanos dio licencia ambiental al proyecto, que ya cuenta con informe favorable de Medio Ambiente”, aseguran en la citada nota de prensa.

 

Sección: 

Provincias: