Agronews Castilla y León

La Federación de Industria, Construcción y Agro de UGT reclama a los empresarios agrarios de la provincia de Huelva que en lugar de pedir una excepción al Gobierno para que facilite la llegada de inmigrantes marroquíes para trabajar en el campaña de recogida de frutos rojos, ofrezcan como alternativa condiciones dignas a los desempleados de la zona para salvar la campaña y hacer más atractivo un sector en el que abundan los abusos y los incumplimientos del convenio.

Hay que recordar, aseguran desde el sindicato, que desde el inicio de la Declaración del Estado de Alarma decretado por el Gobierno español, los trabajadores y trabajadoras del sector agrario y de manipulado hortofrutícola están cumpliendo con su responsabilidad de continuar con la recolección y posterior manipulado de los productos agrícolas para que no falten a la ciudadanía y puedan sobrellevar el aislamiento en sus domicilios con las necesarias garantías de abastecimiento.

En este contexto de compromiso de los trabajadores del sector con la población, UGT FICA rechaza categóricamente que la Administración española pueda hacer una excepción a la Declaración de Estado de Alerta y al cierre de las fronteras para acoger a las miles de migrantes marroquíes por suponer un peligroso precedente en una situación excepcional como es la pandemia del COVID-19, además de no garantizar adecuamente la salud de las migrantes, y por considerar que el problema de la falta de mano de obra tiene que ver más con la precariedad y las pésimas condiciones laborales que ofrecen algunos empresarios agrícolas a los temporeros.

La alternativa más factible, a juicio de UGT FICA, es que los empresarios agrícolas fomenten el empleo en la provincia nutriéndose de desempleados de la zona para cubrir estos puestos de trabajo a través del Servicio Andaluz de Empleo. Desde la Federación reclamamos a los empresarios onubenses que siguen incumpliendo la ley que se pongan las pilas y apliquen escrupulosamente el articulado del convenio vigente en lo que respecta a la jornada laboral, trabajo en domingo y festivos, kilometraje, etc..., así como el SMI de este año, que asciende a 48,54 euros.

Además, y en cumplimiento de los protocolos sanitarios aprobados por la autoridades, deben garantizar la seguridad y salud de los temporeros que contraten para esta campaña, aumentando el número de temporeros para asegurar que las jornadas laborales sean las adecuadas, facilitando equipos de protección individual, y manteniendo una distancia segura entre los trabajadores.

La Federación advierte que no va a consentir que los temporeros se jueguen la vida en el campo por salarios que no cumplen el convenio ni garantizan las medidas de seguridad acordadas por las autoridades sanitarias.

En las actuales circunstancias, en la que los empresarios agrícolas no van a tener el comodín de las migrantes para salvar sus cosechas, apelamos a la responsabilidad de la mayoría de los empresarios para que se coordinen con la administración y los sindicatos con el objetivo prioritariio de que se cumplan las medidas de seguridad y, por otro, que se dignifiquen de una vez por todas las condiciones laborales en el sector de la provincia de Huelva.

Conseguir que el sector agrario sea atractivo para los trabajadores y trabajadoras locales pasa, afirman desde FICA - UGT, en primer lugar, por el cumplimiento de la ley y la firma de convenios colectivos dignos que ofrezcan la oportunidad de poder vivir honradamente a los trabajadores y trabajadoras del campo, como ocurre en el resto de sectores productivos.

Tags: 

Sección: