Agronews Castilla y León

 

  •  La situación de excepcionalidad actual por el COVID-19, no justifica que se someta a los trabajadores del campo a jornadas más largas en un sector con unas duras condiciones laborales y bajos salarios, y con un horizonte de cientos de miles de parados

Desde la Federación de Industria, Construcción y Agro de UGT Región de Murcia aseguran que son conscientes de que el sector agroalimentario es esencial en estos momentos y que, a su vez, está demandando mano de obra. Por otro lado, según los datos facilitados por la Consejería de Empleo, Investigación y Universidades de la Región de Murcia, a fecha de 6 de abril, 759 trabajadores de la agricultura se han visto afectados por ERTEs, un sector declarado esencial y que está demandando mano de obra. Además, las cifras de parados están aumentando de manera exponencial, e incluso el Gobierno de España ha regulado la flexibilización de las condiciones de acceso al trabajo de inmigrantes solicitantes de permiso de trabajo, para que gran parte de ellos puedan trabajar.

Ante esta realidad, la propuesta del consejero de Agua, Agricultura, Ganadería, Pesca y Medio Ambiente, Antonio Luengo, instando al Gobierno central a que establezca un marco normativo que permita flexibilizar la jornada laboral de los trabajadores del campo de la Región de Murcia durante el estado de alarma, es además de ilegal, un abuso en toda regla hacia los trabajadores, pero también hacia sus representantes, por obviarlos en la supuesta ‘negociación’ de dicha ampliación de jornada diaria.

La ‘genial idea’ de flexibilizar la jornada laboral más allá de las 8 horas fijada en el Estatuto de los Trabajadores y Convenio Colectivo es romper el marco que regula las condiciones laborales de los trabajadores. Pero más grave si cabe es pretender romper todo el sistema de negociación laboral al sugerir que la empresa negocie directamente con el trabajador, y que además esa ampliación de jornada no compute en el máximo anual, ya que se vulneran derechos básicos como el derecho al descanso entre jornadas laborales, distintos artículos de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales y también la Ley Orgánica de Libertad Sindical. El sector agrícola en Murcia ya se caracteriza por ser habitual jornadas de más de 8 horas diarias en condiciones extremas de temperatura, en muchos casos; también es una triste realidad el que en la mayoría de los casos no se cobren las horas extraordinarias realizadas, al igual que se vea como un ‘mal menor’ la infracotización a la Seguridad Social. Sin contar que todo ello para luego tener salarios que rozan la pobreza por estar lindando como mucho el SMI, hechos múltiplemente denunciados por UGT ante la Inspección de Trabajo.

Para UGT FICA esta propuesta es una ocurrencia más, y otra salida de tono de las que tristemente nos tiene acostumbrado el Gobierno Regional. Cualquier persona puede entender que prolongar la jornada laboral más allá de las 8 horas que fija la ley ahonda más en la precarización de los/as trabajadores/as del sector. El Gobierno Regional vuelve a quedar en entredicho, y evidencia un absoluto desconocimiento del sector agrario, ya que éste suele necesitar de mucha mano de obra según las campañas de frutas y hortalizas, y para ello usa ETTs, eventuales y fijos discontinuos y que ni por asomo, llegan en una campaña normal a la jornada laboral anual fijada en los convenios colectivos, ya que en la mayoría de los casos son contratados para trabajos de temporada como el aclareo, recolección de frutas y hortalizas.

Desde UGT FICA aseguran que van a ser inflexibles a la hora de exigir que a cada trabajador se le facilite su EPIs reglamentario, que se garantice el distanciamiento social establecido por la autoridad competente, tanto en las líneas de producción como en los comedores, aseos, vestuarios, etc., y exigiendo a su vez que se facilite el protocolo de actuación frente el COVID-19 a los/as trabajadores/as.

Desde UGT FICA Región de Murcia quederemos poner en valor al sector agrario, pero no a cualquier precio. Acabar con aquellas empresas que trabajan en la economía sumergida, que compiten deslealmente con aquellas otras que lo hacen en el marco legal. Dignificar las condiciones laborales de los/as trabajadores/as; que se reconozcan sus derechos, derecho a una jornada de 8 horas, derecho a cobrar las horas extraordinarias, derecho a que les coticen los días realmente trabajados, derecho a que se reconozca en su tabla salarial lo establecido en el S.M.I.

En definitiva, dignificar el empleo en el sector agrario, y así evitar el trasvase de trabajadores del sector a otros sectores productivos que sí tienen reconocidos mejores condiciones laborales.

Sección: