Agronews Castilla y León

 

  • La Federación rechaza la petición de ASAJA de que se suspenda el plan para los empresarios agrarios y reclama el cumplimiento estricto de la normativa laboral

La Federación de Industria, Construcción y Agro de UGT exige al Ministerio de Trabajo y Economía Social que aplique el plan de choque contra el fraude en la contratación temporal puesto en marcha el pasado 22 de febrero al conjunto de sectores económicos del país, incluyendo a las empresas y empresarios agrarios, y que persiga con todo el peso de la ley a aquellos que incumplen la normativa laboral y favorecen el uso fraudulento de los contratos temporales en un sector que, como el agrario, se ha convertido en sinónimo de precariedad.

UGT FICA lleva años luchando con las patronales del campo por dignificar las condiciones laborales de los trabajadores y trabajadoras agrarios de nuestro país, especialmente de los temporeros y temporeras, y por ello nos resulta especialmente indignante que la Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores (ASAJA) haya remitido una carta a la Ministerio de Trabajo solicitando que no se aplique a las empresas del campo el plan para acabar con los abusos en la temporalidad.

Además de constituir un fraude de ley, ya que todas las empresas están obligadas cumplir la normativa laboral, UGT FICA considera ofensivo que la patronal agraria manifieste su malestar al Ministerio de Trabajo por el simple de hecho de recordarles que deben cumplir la ley, incluida la normativa sobre los contratos temporales y su conversión en indefinidos, como vienen haciendo la mayoría de los empresarios del país.

La Federación exige al Ministerio de Trabajo que se emplee a fondo contra quienes pretenden perpetuar el fraude en las contrataciones de temporeros y el abuso hacia los trabajadores más desfavorecidos. Actuaciones como la que pretende ASAJA en su carta son las que impiden que los trabajadores y trabajadoras consideren el trabajo en el campo como un sector que ofrece oportunidades de prosperidad, al tiempo que contribuye a perpetuar situaciones de explotación y de semiesclavitud, indignas del siglo XXI.

UGT FICA exige a la Inspección de Trabajo que vigile con especial atención el encadenamiento de contratos temporales que se lleva a cabo en el sector agrario por constituir un verdadero coladero por el que se multiplican situaciones fraudulentas y que se termine de una vez por todas con el engaño que constituye el registro de las jornadas trabajadas en el campo, obligando a que se computen todas las jornadas realmente trabajadas si de verdad se quiere acabar con la explotación de los trabajadores y las trabajadoras agrarios.

Sección: