Agronews Castilla y León

La Federación de Industria, Construcción y Agro de UGT celebra que el Consejo de Ministros de hoy, 7 de abril, haya aprobado una serie de medidas dirigidas a garantizar el aprovisionamiento de los mercados en plena crisis del COVID-19 aunque considera que no abordan los problemas laborales endémicos del campo español, como jornadas excesivas, salarios por debajo del SMI, incumplimiento de la Ley de Salud Laboral, trabajo en festivos, etc., y que, por tanto, se ha perdido la oportunidad de sentar unas bases laborales para el campo que vayan más allá de este periodo excepcional.

A falta de conocer en su totalidad el contenido del Real Decreto-ley, desde UGT FICA valoran positivamente las medidas aprobadas por el Consejo de Ministros para el sector agrario y en especial la posibilidad de que el trabajador que sea contratado temporalmente pueda compatibilizar las ayudas o prestaciones que esté percibiendo con un salario que, como mínimo, no podrá ser nunca inferior al Salario Mínimo Interprofesional de 2020. Consideran que se trata de una importante medida que va a pemitir a los trabajadores complementar sus prestaciones en unos momentos excepcionales con un salario que, como mínimo, debe cumplir el SMI.

Desde UGT FICA celebran también que la demanda actual de trabajadores en el sector primario pueda ser cubierta por desempleados de otros sectores productivos que han paralizado su actividad (hostelería, servicios, construcción), poniendo en valor y en su justa medida el trabajo en el campo, permitiendo empleos justamente remunerados, de calidad, y seguros como garantía para, el abastecimiento a los ciudadanos de los productos básicos.

Igualmente, aplauden la medida que permite a los empresarios agrarios poder contratar para las campañas actuales a trabajadores migrantes cuyos domicilios se encuentren en el mismo término municipal o limítrofe al lugar de la explotación, ampliando su permiso de trabajo hasta la finalización del Estado de Alarma. No obstante, creen que se debería haber dado un paso más y buscar una fórmula para insertar en el mercado laboral a aquellos migrantes que llevan años en asentamientos ilegales en nuestro país trabajando en la economía sumergida, lamentablemente muy extendida en este sector.

No obstante, insisten en que se deben actualizar las tablas salariales de los convenios agrarios en todas las provincias del país de forma que los temporeros contratados durante la pandemia y cuando esta pase, puedan percibir salarios dignos. Y ello porque en algunas de las regiones en las que se están demandando trabajadores se sigue incumpliendo la aplicación del SMI y la actualización de las tablas salariales en los convenios colectivos.

Por otro lado, UGT FICA va a seguir exigiendo a los empresarios agrarios el cumplimiento estricto de las medidas sanitarias aprobadas para evitar la propagación del COVID-19 y que se facilite a los trabajadores del campo equipos de protección individual para poder desarrollar su tarea sin peligro de contagio. En esta línea, van  a exigir que los alojamientos de los temporeros cumplan también con los protocolos sanitarios y que se facilite un transporte seguro con el que puedan trasladarse hasta las explotaciones agrarias.

Finalmente reclaman que la contratación se realice por escrito, ahora y después de que pase la pandemia, y nunca a través de empresas de servicio agrícolas, y que se consignen las horas realmente trabajadas para que cuando finalicen las campañas los trabajadores puedan beneficiarse de las prestaciones por desempleo que hayan podido generar.