Agronews Castilla y León

UGAL-UPA exige que desde la subdelegación del Gobierno de una vez por todas se autorice en la provincia el trabajo en huertos y en parcelas familiares, tal y como ocurre en otros territorios de nuestro país.

La organización ha solicitado por activa y por pasiva, en reuniones y contactos con los responsables del Gobierno en la provincia que autorice los desplazamientos para trabajar en pequeños huertos y parcelas familiares. Y es que la normativa actual no es clara y cada comunidad autónoma está interpretándola a su modo, y en el caso de León con negativas y con la aplicación de fuertes sanciones.

En León son muchas las personas que en las zonas rurales practican la agricultura y ganadería de autoconsumo, cultivando su huerto, sembrando sus patatas, trabajando su viña o cuidando a unos pocos animales para complementar las bajas pensiones que recordemos en el medio rural como media no superan los 690 euros Estos trabajos son desarrollados habitualmente por agricultores y ganaderos jubilados  y por lo tanto personas con necesidades de recursos económicos.

UGAL-UPA recuerda que el estado de alarma califica a los agricultores y ganaderos como profesionales esenciales, y pueden seguir trabajando, lógicamente, para alimentar a la sociedad. Sin embargo, en el caso de estos pequeños productores se han generado dudas de interpretación de la norma que ha provocado que en provincias como la nuestra se les impida acudir a sus parcelas a sacar adelante su producción.

Califican como incomprensible e irracional esta discriminación y exigen a la Subdelegación del Gobierno que mueva todos los hilos que sean necesarios para que se permita a estos pequeños productores leoneses ir a trabajar a sus parcelas, como ya están haciendo algunas comunidades autónomas. Esta reivindicación, es totalmente compatible con el estado de alarma, pues se trata de familias para las que su huerto es un elemento importante de su economía y de su sustento familiar.

Los trabajos en estas huertas los desempeñan normalmente personas que acuden en solitario, en su propio vehículo, a pie o en bicicleta, trabajan y vuelven a su domicilio, por lo que el riesgo para la salud pública es nulo.

UGAL-UPA recuerda el ejemplo que se está dando en el medio rural en relación a esta crisis sanitarios, y por lo tanto reclamamos sentido común y responsabilidad a los políticos para que no aplique solo criterios urbanos a la prevención de la expansión del coronavirus. Resulta un `sinsentido´ que se traslade a la sociedad la idea de que hay más riesgo desplazándose unos pocos cientos de metros a trabajar tu huerto en el pueblo que acudiendo a un supermercado cualquiera en una gran ciudad.

Tags: 

Provincias: