Eduardo Mongil - Agronews CyL
  • La organización acusa a la industria de querer aprovechar la crisis para hacer negocio y advierte de que si siguen con esas políticas en unos años no quedarán productores.

El sector de la leche de Castilla y León sigue en situación de alarma, y eso es algo que ha vuelto a poner de manifiesto la Unión de Campesinos de Castilla y León (UCCL). La organización asegura que los últimos datos son “demoledores” y que la “situación es dramática” para los ganaderos de vacuno y ovino.

Jesús Manuel González Palacín, coordinador regional de UCCL, ha asegurado que el punto de partida para mejorar la situación tiene que ser que los costes de producción se equiparen a los precios de venta, algo que lleva años sin suceder.

Desde verano, y sobre todo a partir de enero, los costes de producción han subido un 30% más en el ovino, y un 25% en el vacuno de leche.

“Quiero dar un aviso a la industria, y decirles que no se puede apretar tanto a los productores. Si no pagan precios dignos se van a quedar sin ganaderos, ya que es un sector muy envejecido. Hay que garantizar a los jóvenes que este sector puede ser rentable en un futuro, porque si no nadie querrá entrar en él”, ha comentado Palacín.

UCCL ha asegurado que cada vez más profesionales abandonan el sector. En Castilla y León han pasado de 1895 a 1700 ganaderos en ovino de leche solo un año, y en el conjunto de España, el número en vacuno de leche se ha reducido un 5,5%.

Por su parte, Adoración Martín, responsable del sector lácteo en UCCL ha incidido también en el aumento de los costes de producción, y asegura que “la Guerra de Ucrania es la gota que ha colmado el vaso. La leche ha subido unos 14 céntimos por litro, pero de esos nos llegan 6, los otros 8 se los queda la industria. Hacen negocio con la crisis”.

Además, Adoración Martín ha dado más datos: “Somos 818 profesionales, y cada mes menos, se cierran 5 granjas al mes. En los últimos seis años se han cerrado 544. Actualmente, los distribuidores nos ofrecen unos precios en una horquilla de 42 y 44 céntimos por litro, mientras que nuestros gastos se sitúan alrededor de los 46 y 47. Las pérdidas que acarreamos las soportan nuestras espaldas, para aguantar el tirón, porque muchos tienen mucho endeudamiento, no lo hacen por vocación”.

Al igual que Palacín, Martín ha criticado con dureza el papel de la industria en esta crisis: “La política que utilizan es atroz. Se usa la leche como producto reclamo. Un kilo de pienso vale mas que un litro de leche, nunca había pasado, y llevo ya 39 años en el sector”.

La Ley de la Cadena Alimentaria recientemente aprobada ha vuelto a ser señalada por los responsables, y exigen su cumplimiento: “Nunca se ha hecho cumplir, y no entendemos el porqué. Vino para reducir los abusos, pero el Ministerio hace caso omiso a la ley. Nos obligan a firmar contratos que nos dice que los costes son inferiores al precio pactado, pero es mentira, lo hacemos porque si no, no nos recogen la leche. Si no hay soluciones quedará comprometida la soberanía alimentaria de España”, ha subrayado Adoración Martín.

El responsable del sector ovino de UCCL, José Antonio Martínez Castelo, ha recordado que sus compañeros ya salieron a la calle en 2011, una época en que aún quedaban 3.300 ganaderos ovinos de leche en Castilla y León, mientras que en la actualidad quedan 1.708. “Esto no hay quien lo aguante, los contratos están sin firmar, porque no hemos llegado a ningún acuerdo con la industria”, ha afirmado Martínez Castelo.

“Nadie sabe lo que es ordeñar dos veces al día. Me gustaría que viniera un político para que viese lo duro que es esto, la situación del sector ganadero está fuera de contexto. Y si nadie pone remedio esto se acabará”, ha alertado el responsable, además de reclamar una mesa abierta para dialogar. “Nosotros trabajamos todos los días, no de lunes a viernes, y las compañías de nuestro sector suelen ser empresas familiares, queremos vivir de lo nuestro, no empobrecernos de lo nuestro”, ha concluido Martínez Castelo.

Tags: 

Sección: