Agronews Castilla y León

 

  • 76 ganaderos han abandonado la actividad en Castilla y León.

Durante la reunión mantenida en Medina de Rioseco (Valladolid) por el grupo de ovino de castilla y León para analizar y valorar la situación de los ganaderos de ovino de leche y estudiar la mejor alternativa para lograr que el precio de la leche se encuentre por encima de los costes de producción, la Unión de Campesinos de Castilla y León (UCCL) ha trasladado la necesidad de formalizar contratos a medio y largo plazo rentables para el ganadero.

Según el último informe de entregas lácteas publicado por el FEGA, (https://www.agronewscastillayleon.com/leche-de-oveja-en-mayo-nueva-subida-del-precio-del-17-mientras-que-la-produccion-se-reduce-un-54)  la producción de leche de oveja en Castilla y León entre enero a mayo ha descendido un 2,6% en comparación con la producida durante el mismo periodo del año pasado. A nivel nacional hay una situación similar, registrándose una disminución del 5,4%. Este descenso ha favorecido a un ligero incremento en el precio de la leche.

Un dato aún más llamativo es el número de ganaderos de ovino que desaparecen. En Castilla y León 76 ganaderos han abandonado el sector ovino de leche desde enero a mayo de 2019, quedando actualmente 2.168 ganaderos. A nivel nacional son 91 ganaderos los que han abandonado la actividad.

Esta organización agraria, desde hace tiempo, viene reclamando que el precio que se pague por la leche se encuentre por encima de los costes de producción, de cara a hacer rentable las explotaciones de ovino. “No puede ser que los ganaderos estemos vendiendo por debajo de coste de producción”, apunta Jose Antonio Martínez, responsable del sector del ovino de leche de UCCL.

UCCL durante la reunión de Medina de Rioseco ha recomendado a los ganaderos de ovino la formalización de contratos a medio-largo plazo, siempre y cuando estos sean rentables para los ganaderos que les ayude a tener estabilidad y asegurarse una rentabilidad adecuada en sus explotaciones que ayude a frenar la sangría de activos de los últimos años.

Es posible que al año que viene la leche vaya a tener un precio aceptable, motivado por un lado; a una bajada de la producción del último año y por otro, a la reducción del número de animales de reposición en las explotaciones ganaderas, que ayudará a formalizar contratos rentables y a asegurarse una estabilidad a medio o largo plazo, apunta la Unión de Campesinos.

Sección: