Diego Villacorta - Agronews CyL
  • La organización agraria ha valorado la sentencia que reconoce que otros seis nuevos cultivadores puedan acogerse a la ayuda de 3 euros por tonelada que se prometió para la campaña 2011-12.

Un día antes de la noche de Reyes, la Consejería de Agricultura recibía una notificación del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León que  anulaba el recurso del año 2014 y por tanto obligaba a pagar íntegramente la ayuda asociada a un remolachero que cultivó en la fallida campaña 2011-12 y cuya ayuda quedó anulada junto a otros 5.500 productores más por la situación de crisis económica del país.

 

Tras él esta mañana otras cinco sentencias similares dictaminaban lo mismo, la Junta de Castilla y León debe abonar la cantidad estipulada tal y como sucedió hace unos meses con otros 96 remolacheros que ya han sido indemnizados -de los más de 250 que decidieron llevar el asunto al Contencioso Administrativo-. La novedad respecto a esa sentencia llega en que, según el fallo judicial “la anulación produce efectos en todas las partes afectadas” 7 y por tanto es extensible no solo a quienes decidiesen judicializar el caso sino a los 5.500 productores de la campaña.

 

La organización UCCL en una rueda de prensa a la que ha acudido Agronews, no ha ocultado su satisfacción por la decisión pero con incredulidad. Y lo hacen escudándose en las declaraciones de Milagros Marcos el pasado fin de semana asegurando que se pagará antes de que finalice este año la cantidad estipulada -más de 10 millones de euros en total cuantificados- y que se llevan meses trabajando en ello. Un punto que, según la Unión de Campesinos, les irrita especialmente porque, según su versión, no se les comunicó nada de eso en el último Consejo Regional Agrario de finales de año: “Tiene la cara dura de decir que lleva meses trabajando en procesos administrativos para poder extender el pago a todos los remolacheros que solicitaron la ayuda en 2011. Lo dice tres veces en folio y medio y miente tres veces” asegura Nacho Arias, coordinador de la UCCL en Valladolid.

 

EN DOS DATOS

  • Se estima que cada cultivador podría recibir entorno a 300 euros por hectárea cultivada. Aún así, el procedimiento judicial y costear los abogados echa para atrás a muchos de los perjudicados.
  • Aún quedan 142 sentencias pendientes de resolución y algo más de un centenar que aún no se han juzgado.

Por ello, y ante su incredulidad, piden que se garantice que se le pagará este mismo mes de enero la ayuda y que se haga un informe individualizado en el que se especifique cómo y cuánto se debe pagar: “Y al resto de cultivadores que no han seguido nuestro proceso que se les mande una comunicación en la que se especifique que se resuelve este expediente y por tanto dinero, porque si no el cultivador no tiene más que un comunicado de prensa con buenas intenciones e igual pasa mayo y viene otra consejera que dice que no hay dinero” añadía Juancho Rodríguez del sector remolachero en la organización.

 

Temen que, de no producirse el pago de manera inminente, se use el asunto como un arma electoral con el que prometer un pago que luego pueda quedar en el olvido tras los comicios. Por ello urgen a que los remolacheros que en su momento no denunciaron esta situación se sumen para que la administración autonómica agilice los pagos cuanto antes.

 

 

Sección: