Eduardo Mongil - Agronews CyL
  • La organización asegura que los falsos rumores sobre la procedencia de los productos van a afectar de manera directa al sector apícola nacional, y que solo se vierten por “intereses espurios” de algunos grandes envasadores.

UCCL ha querido salir al paso de las últimas informaciones que han aportado alguna duda sobre la procedencia y la calidad de la miel que se comercializa en España. La organización, en palabras de su responsable de apicultura, Juan Carlos Pérez Domingo, pretende dejar claro que “la miel etiquetada en España es miel española, sin ningún matiz, y ya es una garantía de calidad en sí misma”.

Pérez Domingo ha asegurado que “no debemos tener ninguna duda sobre la miel española”, y que las últimas polémicas se deben a intereses espurios por una parte de los grandes envasadores, que si consiguen no hacer distinciones pueden comprar más baratos los productos. "Los últimos malentendidos no ayudan a tranquilizar a los consumidores”.

Los apicultores se quejan de que la falta de claridad les afecta directamente con reducción de precios. “El gran mercado de la miel se divide entre la que va al consumo en tarros, y la que va a la industria en otro tipo de productos. Hay normas de calidad de la miel y de etiquetado que impiden dejar bajo sospecha la miel española”, ha añadido Pérez Domingo.

Según estudios efectuados por la propia organización, más de 30 productos que entran de otros lugares no han superado analíticas de última generación, por lo que no deberían ser definidas como miel. “Esos productos son legales, pero no legítimos, porque las analíticas legales están obsoletas. No diferencian datos de glucosa o de fructosa como deberían, son jarabes de arroz… Pero no se puede denunciar porque es algo legal”, opina Pérez Domingo.

Además, UCCL ha explicado que el hecho de que muchos siropes o jarabes se comercialicen como miel les repercute de manera directa, y lo califican de competencia desleal. “Tener un competidor que ofrece miel sin serlo evita que nosotros podamos vender nuestro producto, que sí es miel, a industrias como la de las galletas, del champú”.

Los apicultores temen el daño que van a producir estos rumores, y están convencidos de que tendrán consecuencias directas, aunque reconocen no haber hecho aún estimaciones al respecto.

Por último, Pérez Domingo ha querido reivindicar la importancia y la calidad de la miel española sobre la de otros países: “Nuestras producciones son lo más variado que puede haber en el mundo en un país relativamente pequeño, por los diversos climas que poseemos. Tenemos tantas colmenas como Estados Unidos. La categoría de nuestra miel está garantizada”.

Tags: 

Sección: