Rebeca Adalia - Agronews CyL

 

  • Reivindican ayudas para el almacenamiento privado de los productos del campo

 

  • Solicitan incentivar la reducción de la producción por la pérdida de afluencia del turismo internacional

 

A pesar de ser uno de los sectores que no ha parado desde la declaración del estado de alarma, salvando excepciones, el campo reclama un plan para la gestión del mercado. Por ello, la organización agraria Unión de Campesinos de Castilla y León (UCCL) ha reivindicado hoy a través de una rueda de prensa por videoconferencia la importancia que tiene el análisis y la puesta en marcha "urgente" de medidas que controlen el sector agroalimentario de la Comunidad.

 

Debido al cierre del canal Horeca -canal de distribución del mercado de alimentos a través de hoteles, restaurantes y cafeterías- desde UCCL proponen tres medidas imprescindibles para evitar el colapso del sector, especialmente en aquellas categorías más castigadas como son los lechazos (casi el 100% de su consumo va destinado a la restauración), cochinillos, lechones, leche de cabra o el ibérico. A los que se suma suma el masivo almacenamiento del sector de la patata sobre todo al norte de Burgos y Palencia.

 

Por ello, la primera de las medidas que proponen consiste en solicitar ayudas para el almacenamiento privado de los productos. "Si Europa quisiera ya estaría en marcha pero instamos al ministerio y al consejero a realizarlo con fondos propios. Lo que no podríamos es permitir que se tirase la comida", explicó su coordinador regional, Jesús Manuel González Palacín.

 

La segunda de las medidas manifestadas reside en incentivar la reducción de la producción debido a la pérdida de 84 millones de turistas internacionales a España. "No hay que ser ilusos en que vamos a poder absorber toda la producción habitual y además esperamos que las exportaciones de porcino y vacuno de carne se mantengan", apuntó González Palacín.

 

Por último, el coordinador regional realizó especial hincapié en la tercera de las medidas, el reclamo de una PAC más "actual" y "justa". Para ello UCCL pide que se defina al agricultor genuino como aquel que únicamente vive del sector puesto que en España entre el 60% y 65% de los perceptores de la PAC no trabajan exclusivamente en el campo.

 

Para acabar, González Palacín planteó la necesaria valoración del cese anticipado en el sector de los profesionales más mayores para dejar paso a la nuevas generaciones.

Sección: