Agronews Castilla y León

La Unión de Campesinos de Castilla y León (UCCL) subrayó hoy que la aplicación de la Reforma de PAC será el eje central del sector agrario en Castilla y León por lo que desde la organización insisten en la necesidad de que las ayudas vayan a los agricultores y ganaderos activos. Así lo expuso su coordinador regional, Jesús Manuel Palacín, para quien el próximo año habrá que hacer un seguimiento para que el sector resulte lo menos afectado posible.

Palacín recordó que la aprobación de la PAC para el período 2014-2020 fue el hecho más destacable del ejercicio que ahora termina, pero ahora se tendrá que hacer una correcta distribución de los fondos. En este sentido, se refirió a la importancia de que el Ministerio recoja la propuesta de Castilla y León en cuanto a la definición del agricultor y ganadero activo.

Además, reclamo que dentro del Programa de Desarrollo Rural (PDR) en 2014 se "apoye a sectores muy vulnerables" con planes específicos que contemplen ayuda para el vacuno y ovino de leche y las vacas nodrizas, que van a quedar "tocados por la PAC".

Por otra parte, arremetió contra Azucarera por el precio de la remolacha y aseguró que es una "tomadura de pelo" a los agricultores de la Comunidad. "Tendrán que hacer un esfuerzo porque han ganado mucho dinero", precisó. Palacín reiteró que el sector sigue en "caída libre" desde que se modificó la OCM, que ha supuesto la reducción de la superficie sembrada y del número de cultivadores por la falta de rentabilidad, por el "bajo precio que abonan la empresas y el poco apoyo institucional".

Asimismo, denunció la caída del presupuesto de la Junta de Castilla y León al sector agrario "a niveles de 2003", con una dotación de la Consejería de Agricultura en 2013 de 478,37 millones, cuando en 2003 era de 474,77 millones. En concreto, en inversiones reales y transferencias de capital la reducción es del 54 por ciento de lo presupuestado en 2009, lo que "acentúa, más si cabe, la minoración del apoyo al sector primario y al medio rural".

También se refirió al retraso en el pago de determinadas ayudas destinas a los agricultores y ganaderos que realizan la actividad agraria como principal que puede ascender a 100 millones de euros, según sus estimaciones.

Por otra parte, criticó el "desproporcionado" aumento de los del coste de la energía eléctrica para el riego, ya que esta factura ha aumento el 70 por ciento desde el inicio de la crisis, con un incremento en los costes de acceso cercano al 500 por cien. El responsable regional de la organización se refirió a los robos que se siguen perpetrando en las instalaciones agrícolas y ganaderas y en la viviendas del medio rural como otra de las "lacras" que soporta este colectivo, a pesar de la puesta en marcha del Plan contra las sustracciones y de la modificación del Código Penal para endurecer las penas por los hurtos cometidos en el campo. Otro aspecto que genera malestar, según relató Palacín, es la ausencia de medidas eficaces para paliar los daños que sufre el sector por los ataques de la fauna silvestre.

Por el contrario, la organización agraria destacó la "satisfactoria cosecha de cereal", ya que con la misma superficie se ha incrementado la producción, aunque se ha visto "empañada por la importante caída del precio en origen". De hecho, la actual cotización del cereal es un 30 por ciento más baja que el precio de hace un año.

Como otro aspecto destacable, citó la "lenta" recuperación del sector ganadero después de varios años inmerso en una profunda crisis. Una mejoría que se debe a la bajada de los costes de producción y al progresivo incremento del precio en origen de la producción.

 

Sección: