Eduardo Mongil - Agronews CyL
  • La organización agraria asegura que grandes empresas energéticas hacen “competencia desleal” a los profesionales tradicionales del campo.

La Unión de Campesinos de Castilla y León ha mostrado su rechazo a la que consideran una enorme presencia de parques fotovoltaicos y de aerogeneradores en terrenos agropecuarios. Desde UCCL piden una legislación que limite este tipo de instalaciones y se priorice el interés agrario y ganadero.

Según Valentín García, coordinador de UCCL en Valladolid, existen “montones de empresas que buscan espacio para montar estas plantas. Hay gente que se dedica a ir a los pueblos a ofrecerles el oro y el moro, y luego muchas de ellas no se llevan a cabo”. García ha añadido que en muchos casos esas empresas requieren terrenos de hasta 1.000 hectáreas cuando luego solo utilizan 200, y ofrecen unos precios muy altos a propietarios que, en sus palabras, no son profesionales del campo. “Se llegan a ofrecer 1.500 euros por hectárea, cuando el precio para agricultura está entre 120 o 150. La desproporción es muy grande”, ha comentado.

La solución para este problema está en la legislación, según UCCL. Valentín García ha apuntado el caso del Ayuntamiento de Simancas, que ha prohibido parques fotovoltaicos, aunque cree que no haría falta llegar tan lejos. El coordinador ha pedido a la Junta de Castilla y León para que haga uso de su poder legislativo y evite casos como el de Castromonte. “Ese municipio tiene más de 200 aerogeneradores, y están en proyecto cuatro parques de placas fotovoltaicas más. Esto no debería permitirse”.

Por su parte, UCCL también ha pedido medidas al Gobierno central, especialmente a través de una enmienda a los Presupuestos Generales del Estado. En ella han pedido la creación de un mapa actualizado de terrenos de interés agrario.

A ello se suma la solicitud de que existan zonas no idóneas para instalar parques energéticos, y se imponga un criterio agrícola y ganadero a la hora de diseñar los usos del suelo rural. “Lo lógico era una planificación responsable. La concentración de infraestructuras evitarlas. Queremos que exista consentimiento por parte de los afectados, ya que hay gente a la que se les expropia cuando se declara que esos parques son un Bien de Interés Público. Como nos descuidemos, podemos dar palos a la cama después de la liebre herida”, ha argumentado Valentín García.

Por último, la organización agraria solicita que se primen las instalaciones de autoconsumo, y que no se prioricen a las grandes empresas únicamente por su poder económico, así como que se facilite que los excedentes de energía se reviertan a la red.

Sección: