Agronews Castilla y León

La Unión de Campesinos de Castilla y León, UCCL ha mantenido en el día de ayer una reunión con la Directora General de Comercio y Consumo, Irene Núñez Martin y con el Jefe de Servicio de Inspección y Control de Consumo Juan Manuel Arnaiz, al objeto de conocer la labor en torno a la inspección y control de consumo encaminada a la vigilancia en la trazabilidad de los productos alimentarios, especialmente en el ovino y caprino, tras los posibles fraudes detectados y trasladar la necesidad de un etiquetado obligatorio que garantice una identificación adecuada que incluya entre otras obligaciones el origen de las canales, cuartos o trozos de carne y que no sólo haga referencia en los productos envasados.

El consumidor cada vez es más consciente, afirman desde la organización agraria, de la importancia que tiene conocer la procedencia de los productos alimenticios que se consumen en los hogares españoles y por ende, en Castilla y León, y para ello es vital que se realice un seguimiento y control en todas las etapas de producción, transformación y distribución de los alimentos.

Normativamente el Reglamento de Ejecución 1337/2013 establece el etiquetado con indicación del país de origen o lugar de procedencia para las carnes frescas, refrigeradas o congeladas de cerdo, ovino, caprino y aves, que entro en vigor el 1 de abril de 2015. UCCL ve fundamental el avance de la normativa a nivel nacional, al igual que existe un Real Decreto que regula el etiquetado de la carne de vacuno donde ya es obligatorio indicar el origen en las canales y, por tanto, es obligatorio que quede identificado en las carnicerías cuando vamos a comprar.  

Sección: