• La organización quiere dar un paso más para tratar de convencer a los responsables políticos de que las ayudas lleguen a los profesionales que priorizan el sector agrario.

La Unión de Campesinos de Castilla y León ha anunciado una movilización de carácter regional con vehículos y tractores el viernes 27 de agosto para reclamar una PAC para los agricultores a tiempo completo, una demanda que la organización mantiene desde hace bastante tiempo. La salida, en principio, se efectuará a las 11 de la mañana desde el estadio José Zorrilla, aunque se desconoce aún el itinerario de la marcha.

Jesús González Palacín, coordinador de UCCL, ha asegurado que la idea principal del Gobierno de España es que todos los perceptores actuales de la PAC la cobren después de la negociación, una situación que considera injusta. “Ahora tenemos más costas y menos productividad. Pedimos que se conceda la PAC al agricultor genuino, al que paga la Seguridad Social agraria y percibe una gran parte de sus ingresos del campo”, ha reiterado Palacín.

Esta es la postura del consejero de Agricultura de Castilla y León, pero que no es compartida por otros consejeros -salvo el de Navarra- ni por el ministro. “Es hora de la valentía política. Pedimos firmeza al consejero, que sea una línea roja para llegar al acuerdo. Esta vez la PAC deja mucha capacidad de decisión a los estados y Europa no se va a meter”, indica Palacín.

De los 664.000 actuales perceptores de la PACA, solo 260.000 están dados de alta, lo que equivale a más del 60%. Por su parte, de ellos hay 232.000 que tienen más de 65 años, un 38% del total, y de esos solo están dados de alta un 6%, un porcentaje muy bajo. España recibe alrededor de 5.000 millones de euros, de la PAC, mientras que Alemania y Francia reciben unos 6.000, y el número de perceptores es sensiblemente inferior.

Respecto a esos datos, desde UCCL aseguran que la PAC “es un colchón, es más necesario que nunca que esa red de seguridad sea para los agricultores”, opina González Palacín, que cree que la movilización del 27 de agosto puede servir para “dar el último empujón” en las negociaciones, que deben concluir antes del mes de diciembre.

Sección: