Agronews Castilla y León

UCCL-Ávila ha tenido constancia de un nuevo y brutal ataque que tuvo lugar este fin de semana, en la madrugada del viernes al sábado en el municipio de Tolbaños. El siniestro ocasionó la muerte de cinco ovejas, además de heridas de gravedad en otras cuatro. Todas estas ovejas pertenecían a la misma explotación y se encontraban en un cercado situado a apenas 50 metros de la localidad.

Hace apenas cuatro meses, UCCL-Ávila se hacía eco de otra lobada en Saornil del Voltoya, anejo de la localidad de Tolbaños, la cual desemboco en la muerte de tres ovejas y de un cordero, la desaparición de otros tres corderos y de una oveja, además de provocar heridas graves a tres ovejas y heridas de gran envergadura a otras once que tampoco sobrevivieron.

Estos son sólo dos ejemplos que demuestran las grandes consecuencias que estos ataques provocan en las explotaciones ganaderas y son ejemplo de la grave situación por la que los ganaderos de nuestra provincia están pasando. Hechos que ratifican que si no se ponen medidas esto va a terminar con el medio de vida de muchas personas.

Desde UCCL-Ávila no se cansan de denunciar los ataques continuos a los que los ganaderos de la provincia están expuestos constantemente. También, como en multitud de ocasiones ha manifestado Jesús Muñoz (presidente provincial de UCCL Ávila), "creemos que se deberían constituir reservas y que en ellas estuvieran los lobos pues está habiendo un daño bastante grande". Daños que, en muchas ocasiones, como manifiestan la mayoría de los ganaderos que sufren ataques, no se compensa con una cantidad económica “ya que la perdida llega a ser algo personal que no se queda en algo económico, sino en la perdida de algo en lo que hemos estado trabajando y dedicando mucho tiempo”.

Tags: 

Sección: 

Provincias: