Antonio Álvarez Rodrigo - Agronews CyL
  • Este sábado 23 de junio se celebra el Día de la Carne de Cordero que pretende reivindicar el valor de este sector

 

  • "Hay casi 8 millones de ovejas en extensivo que dan trabajo a 70.000 familias"

Es probable que en los últimos días hayan visto un spot en televisión en el que se destaca las cualidades naturales y sostenibles de la carne de cordero. Una campaña que es fruto del nuevo programa de promoción de Interovic (Interprofesional del Ovino y Caprino de Carne) que se ha marcado un ambicioso objetivo para los próximos tres años: subir un 0,6% el consumo de este tipo de carne. Una meta alcanzable, pero complicada por el contexto de “guerra contra la carne” que hay en España según asegura Tomás Rodríguez, director de la interprofesional y quien ha querido celebrar el Día de la Carne de Cordero con AGRONEWS Castilla y León.

-Este sábado 23 de junio se celebra el día de la carne de cordero. ¿Qué pretenden reivindicar?

-Se quiere poner en valor la carne de cordero, un producto tradicional. Lo que nos gustaría es que la gente le haga un homenaje a esta carne, cuyo proceso de producción se basa en la ganadería extensiva. Hay casi 8 millones de ovejas en extensivo que dan trabajo a más de 70.000 familias. Gracias a ello, se está fijando población en las zonas rurales más desfavorecidas. Y no solo esto, también ayuda a su desarrollo económico y a mantener el medioambiente para que luego los de la ciudad podamos disfrutar del campo.

-Entonces, el mejor homenaje es que este sábado todos comamos cordero…

-Sí, porque además si comes cordero estás ayudando a mantener el medioambiente.

-Hace unos días presentaron su segundo programa con financiación de la Unión Europea para promocionar la carne de lechal, cordero y cabrito ¿Qué mensaje pretenden difundir?

-El objetivo del programa es trasladar el mensaje de la sostenibilidad. Darle al consumidor un argumento más para comer un tipo de carne distinta y única. Aunque económicamente es una carne que mueve poco en comparación con otros tipos de productos, sí que es rica en su valor medioambiental: prevención de incendios, la conservación de la biodiversidad, el poco gasto de insumos y de agua ya que las ovejas beben en zonas con escorrentía…

-¿Cómo pretenden llegar al consumidor?

-Tenemos una campaña de promoción en televisión hasta este sábado 23. Por otro lado, planteamos formación a cocineros, encuentros con bloggers, viajes de prensa y mucha promoción en Internet, donde se encuentra la gente joven, nuestro público objetivo.  

“Queremos subir el consumo de carne de cordero un 0,2% al año durante los próximos tres años”

-¿Qué respuesta están recibiendo por parte de los cocineros?

-Están abiertos a la novedad. Además, hay una generación de cocineros muy interesados por lo sostenible, y el cordero es una carne artesanal que les proporciona un ganadero de proximidad. Por lo que les gusta la idea.

-Llama la atención que en este programa de promoción van de la mano de Hungría. ¿Por qué?

-La Unión Europea estimula la colaboración multipaís. En ovino, Francia, Irlanda e Inglaterra llevan más de 10 años haciendo promoción de manera conjunta. Nosotros nos sumamos hace tres años y Hungría este año. De modo que al plantear la campaña, la nuestra encajaba más con la de Hungría.

-¿Qué objetivo se han marcado para esta campaña?

-Subir el consumo de carne de cordero un 0,2% al año durante los próximos tres años. Es decir, un 0,6% dentro de tres años.

-Llevan desde hace años promocionando la carne de cordero ¿Notan ya una recuperación en el consumo?

-Los datos de nuestros estudios de mercado dicen que sí. Nosotros hicimos un estudio en 2014 que reflejó que el 50% de los entrevistados reconocieron consumir carne de cordero. Cuatro años más tarde, a la misma pregunta dijeron que sí el 79% de los encuestados. Es decir, se ha aumentado un 29% la percepción de consumo. Además tenemos datos de las comercializadoras que dicen que sí se está vendiendo más cordero; también Nielsen publicó en 2017 que la única carne que subió fue la de cordero mientras que el resto de tipos bajaron… Todo esto en un contexto de guerra contra la carne que hace que la gente coma menos.

“El consumidor moderno busca una cocina rápida, por eso hemos planteado nuevos cortes como la hamburguesa”

-Entonces, ¿qué valoración hacen?

-Mira, de lo que estamos seguros es que hemos cambiado la tendencia porque el cordero estaba bajando a un ritmo del 8%-10% al año y ahora solo al 2%-3%. En el estudio también detectamos que al consumidor le gusta el cordero, pero que lo estábamos vendiendo de una forma que no lo quería comprar. Por eso propusimos nuevos cortes. El ejemplo lo tenemos en el pollo, una pieza de poco más de 2 kilos que puedes comprarla de 10-12 formas distintas. En el cordero, solo las chuletas las puedes hacer rápidamente, el resto del producto es para asar o guisar. Ahora mismo, el consumidor moderno busca cocinados rápidos y por ello hemos lanzado nuevos cortes que son para hacer a la plancha en 4-5 minutos, como la hamburguesa.

-¿En qué zonas están teniendo más éxito estos nuevos cortes?

-Los churrasquitos, que es la falda adobada para freír, está triunfando en Aragón; el filete de pierna sin hueso se está vendiendo bien en toda España; en Castilla y León la gente se está animando con el medallón, que es un filetito de pierna de lechal deshuesada y que muchos hosteleros están utilizando para tapas…

-¿Y dónde se consume más cordero?

-En Aragón, Cataluña, Madrid y Castilla y León. Es una cuestión cultural.

“Confiamos que en dos años podamos entrar en el mercado chino. Tiene unos nichos interesantes para determinadas piezas”

-¿Cómo se están comportando las exportaciones?

-Estamos muy esperanzados con las exportaciones. Tenemos una campaña que presentaremos en septiembre con la que iremos a Emiratos Árabes, Arabia Saudí, Israel y Hong Kong donde vamos a hacer acciones de promoción para fomentar las ventas de un producto que ya conocen. En paralelo estamos trabajando en China, aunque en este caso el mercado está aún cerrado.

-¿Qué les falta para dar el salto a China?

-Hemos enviado la información pertinente al Gobierno chino. Luego, ellos tienen que responder, visitar los mataderos para autorizar las ventas… es un proceso largo. Calculamos que aún quedan dos años.

“Nos preocupa que cada vez haya menos ganaderos, pero más por la poca renovación”

-Imagino que el sector porcino les estará ayudando con la experiencia que ellos ya tienen en este asunto…

-Eso es. El sector porcino ya pasó por esto hace 7 años y desde entonces ha crecido gracias a la apertura del mercado chino.

-¿Confían en tener el mismo aumento de ventas cuando puedan vender en China?

-No, porque el sector del ovino es artesano, no industrial. El sistema de producción no tiene nada que ver con el porcino. Nosotros tenemos nuestras limitaciones, aunque sí que el mercado chino tiene unos nichos interesantes para determinadas piezas.

-¿Les preocupa que cada vez hay menos ganaderos de ovino?

-Estamos preocupados por esto, pero más por la poca renovación. Por eso las acciones de promoción van enfocadas a que haya un mayor consumo que provoque una mayor demanda del mercado y sea más rentable la producción de corderos.

 

 

Sección: