Elena Rodríguez - Corresponsal en León - Agronews CyL

 

  • El  doctor ingeniero agrónomo experto en análisis de mercados vaticina una “crisis profunda” en el porcino por el aumento de la producción de cerdo en China

Los precios de los cereales en las lonjas han subido más de un 50% en el último año, también se incrementa la energía y eso hace que, en el sector primario, cuadrar los números sea especialmente complicado estos meses, sobre todo para la ganadería. En esta entrevista analizamos la situación actual y las previsiones de futuro con Tomás García Azcárate, doctor ingeniero agrónomo, vicedirector del Instituto de Economía, Geografía y Demografía del CSIC e investigador asociado del Centro de Estudios e Investigación para la Gestión de Riesgos Agrarios y Medioambientales.

 

¿Qué hay detrás de estas subidas?

Hay muchos factores, por un lado, en materias primas, la recuperación de la cabaña china está tensionando el mercado de cereales y esto es un factor que está encareciendo todo lo que tiene que ver con la ganadería, sobre todo, porcina. Una situación que refleja la debilidad estructural que tiene España, el primer país productor de cerdo en Europa y que no tiene cereales,  es extremadamente deficitaria. El primer factor es, también, el energético que está incidiendo, directamente, en todas las explotaciones, aunque el cereal de hoy no refleja los costes, pero el que venderemos el año que viene, sí los reflejará.

El problema es la dificultad en repercutir estos incrementos en el precio de venta, la debilidad del agricultor frente a los demás escalones de la cadena, para que se les pueda pagar un precio digno, para un producto digno. Además, hay un problema de capacidad de organización del sector.

 

Respecto al año pasado, el trigo cotiza a 33 y 42% más en las lonjas de Zamora y León, la cebada entre 43 y 52%, la avena entre 22 y 54%, ¿hasta cuándo puede durar esta situación de incremento de precios actual que beneficia al agricultor y perjudica al ganadero?

Es la ley de Caín y Abel: cuando va bien a los cereales, va mal a la ganadería. Además, hay otro factor que le va mal ala ganadería y, especialmente al porcino, es la recuperación de la cabaña china, que pone trabas a la exportación y, por tanto, hay más cerdos que pesan sobre el mercado europeo. Se junta la subida de precio de cereales junto con una bajada del precio del cerdo. Los productores están ‘pillados’ completamente. La crisis del cerdo se veía venir desde hace años. Esta explosión ‘chinesca’ de la producción de cerdos nos podría llevar a un callejón sin salida.

Hasta cuándo puede durar, en costes de energía cabe esperar que, tanto la logística como los mercados, se restablezcan el año que viene. Y, en cuanto al precio de los cereales a ver qué pasa con la cosecha en el hemisferio sur -que es el otro gran factor que determina el precio la segunda mitad del año-, pero si sigue la demanda china en alza y pensamos en lo que ha pasado años anteriores, se suele restablecer el mercado más bien en dos campaña que una. Por tanto, 2022 sería un año muy complicado.

 

España es deficitaria en cereales, ¿se podría aumentar la superficie de cultivo?

El tamaño de nuestra ganadería es tal que importamos casi lo mismo que producimos, somos estructuralmente deficitarios y eso es difícil de arreglar. El aumento de la producción sería bienvenido, pero topamos con otra dificultad, se intenta favorecer el desarrollo de leguminosas, hay tensiones en cuanto a disposición de agua y otros que hacen ser poco optimista en cuanto a la capacidad de aumentar la producción de cereales.

 

¿Cómo ve el futuro del sector primario en Castilla y León?

En porcino mal, vamos a una crisis profunda con una consolidación importante, van a sufrir los productores que no están integrados e, incluso, los integrados también. Desde el punto de vista económico el aumento potencial de la producción de porcino es una mala noticia para el sector, en los próximos meses o años. Soy muy pesimista en porcino, el sector ha ganado mucho dinenro durante tiempo y espero que hayan hecho reservas porque vienen olas fuertes, incluso un tsunami. Y, hoy, es el sector más dinámico de la comunidad. En el resto hay dos factores, resiliencia y ajustar costes. Antes de hacer cualquier tipo de inversión hay que medir el euro y compartir costes con otros.  Hay mercados que van mejor que otros, el cambio en el consumo de pan es interesante y abre nuevas posibilidades en cereales. El auge de la ganadería ecológica para los ganaderos y, además, falta mucho cereal ecológico.

 

En Castilla y León hay una importante cabaña ganadera de vacuno de leche, con una importante crisis y reconversión en los últimos años, ¿podría salir de la crisis y remontar?

La ganadería de vacuno de leche tiene la ventaja logística y eso es importante, hay un problema de costes ligado a los cereales y la energía. Y luego está la importancia, cada vez más decreciente, que tiene la leche UHT en el ‘pull’ de producción de la industria. En España, se está desarrollando el mercado de los quesos o yogures, hay diversificación. Pero, ajustando costes, creo que la ganadería lechera en Castilla y León tiene ventajas logísticas que pueden hacer que, capeando el temporal, debería seguir siendo un pilar importante.

Sección: