Agronews Castilla y León

En las últimas décadas se esta evidenciando un giro del conjunto de la sociedad hacia “lo natural” que se plasma en cambios importantes en las formas de llevar a cabo la vida cotidiana y, muy especialmente, en aspecto como el cuidado del cuerpo, de la salud y un regreso hacia los remedios naturales.

En ese giro, sin lugar a dudas, una de las principales estrellas, en lo que ha utilización de remedios naturales, para tratar de resolver buena parte de las afecciones y enfermedades que afectan al ser humano es la aloe vera, planta que se ofrece una multitud de presentaciones y orientaciones y que incluso pude darnos la posibilidad de cultivarla en nuestros hogares e una forma artesanal, pero  ¿cuáles son los beneficios del aloe vera?

La relación de beneficios que presenta esta planta es conocida desde hace siglos pues ha sido empleada casi desde el inicio de los tiempos. Sin embargo, antes de analizarlos es muy importante tener en cuenta dos aspectos: el primero, es que el uso del aloe vera no debe sustituir, en ningún momento, lo recetada por un médico; y, en segundo lugar, y al objeto de evitar cualquier posible episodio de alergia es interesante probar el producto en la palma de la mano y comprobar la respuesta de nuestra piel.

El aloe vera se puede emplear en el tratamiento de una ingente cantidad de afecciones pero en esta ocasión nos vamos a centrar en algunas que hacen referencia especialmente a problemas relacionados con la piel o con las vías respiratorias.

El acné es un problema que, en muchos casos, especialmente cuando hablamos de los más jóvenes, supera la problemática propia de la piel y afecta a lo psicológico en un momento de la vida en la que ese aspecto exterior tiene una gran incidencia en el momento de las relaciones sociales. El aloe vera tiene la propiedad de regenerar los tejidos desde el interior al exterior, teniendo la capacidad de absorber la grasa que provoca la obstrucción de los poros de la piel generando esos “pesados granitos”. Precisamente las propiedad astringentes y bacterianas del aloe vera contribuyen a eliminar esos brotes de acné. Las múltiples presentaciones del aloe vera facilitan esa doble acción interior que se puede realizar aprovechando el jugo de la planta mientras que el externo se puede realizar con gel o jabón.

Además, de los temas relacionadas con la piel en la que el aloe vera da siempre una gran respuesta, otro aspecto en el que funciona muy bien son todos los relacionados con las vías respiratorios en temas como las alergias  o las anginas. En el caso de las primeras el aleo vera actúa como estimulador del sistema inmunológico fortaleciendo el mismo para tratar de evitar que las reacciones alérgicas puedan aparecer; mientras que para las segundas, siempre tan molestas, el uso del jugo de aloe, un potente antiinflamatorio, mejora la situación de las mismas a lo que se une su carácter bactericidas que elimina las bacterias que siempre aparecen unidas a estos molestos dolores.

Sección: