Agronews Castilla y León

En los últimos tiempos se está extendiendo cada vez más la necesidad de volver a los orígenes. La técnica avanzó muy rápido para solventar cuestiones como la necesidad de una gran productividad agrícola y ganadera. Sin embargo, nos hemos dado cuenta recientemente de que quizá esto no sea tan bueno ni para el medio ambiente ni para nosotros mismos. Por suerte, cada vez son más las personas que comienzan a interesarse por la cría de animales sanos en mejores condiciones que las explotaciones industriales y la agricultura ecológica.

Uno de los terrenos donde más podemos apreciar esta corriente es en la cría de aves en casa, algo que en otros países europeos y del continente americano se suele hacer con relativa frecuencia, y que en España seguía vinculado a las pequeñas granjas familiares o a las grandes explotaciones avícolas.

Desde hace unos años, ha aumentado exponencialmente el número de personas con pequeños terrenos que han comenzado a criar aves en estos espacios. Aunque este tipo de recintos no excluye a ningún ave de corral, las gallinas son las favoritas y a continuación te explicamos por qué:

1.   Son animales que se adaptan bien al medio. Aunque a priori pueda extrañarnos, cada tipo de ave posee un carácter muy marcado y las gallinas, por su parte, destacan por su facilidad para adaptarse. Frente a otro tipo de aves de corral como las ocas, que pueden llegar a ser bastante mal encaradas y necesitar cuidados más específicos, las gallinas se sentirán a gusto con mayor facilidad en diferentes entornos. Esta capacidad de adaptación, precisamente, es por la que muchas personas se están decantando por criar gallinas en casa, ya que tan solo se necesita un gallinero de madera y un poco de terreno para que ellas puedan vivir a sus anchas y sin causar ningún problema.

2.   Como todos sabemos, los huevos de gallina son los más utilizados en la gastronomía española. Se trata de un producto consumido varias veces a la semana que difícilmente puede ser sustituido por otro. Por este motivo, tener gallinas en casa puede asegurar la producción de huevos que necesita una familia y, lo que es más importante, asegura que los huevos serán de calidad gracias al bienestar y a la alimentación sana que poseen las aves en estos casos.

3.   Pueden ayudar a la obtención de abono. Los excrementos de gallina poseen propiedades que son muy buenas para la fertilización del suelo, por lo que servirán como abono natural para los cultivos.

4.   Ayudan a mantener a raya a las plagas. Las gallinas son aves y como tales, animales omnívoros que acabarán con todo lo que se les ponga por delante. Contribuyen de esta manera a eliminar insectos que puedan ser perjudiciales para las plantas y cultivos, por lo que son un excelente aliado agrícola también en este sentido.

5.   No necesitan muchos cuidados. Tal y como acabamos de mencionar, las gallinas, aunque necesiten un aporte extra, pueden obtener su alimento directamente del medio. Por lo que no necesitarán una atención ni unos cuidados extremos, motivo que hace que muchas personas las prefieran frente a otras aves. Tan solo tendrás que asegurarte de mantener su gallinero de madera limpio y con el alimento suficiente.

 

Estos beneficios, junto con otros como puede ser el hecho de la gran cantidad de usos que posee también la carne de gallina, explican el auge de la cría de gallinas en casa. Una tendencia que parece que va en aumento y que resulta recomendable tanto para las propias aves como para nosotros.

 

Sección: