José Ignacio Falces Yoldi - Agronews CyL

 

  • La industria alimentaria de Castilla y León sigue viendo falta de agilidad en los trámites burocráticos, “los ritmos de la empresa y la administración son, a veces, muy distintos”

Beatriz Escudero es desde hace unos meses la presidenta de la Asociación de la Industria Alimentaria de Castilla y León, VITARTIS, un sector que en los últimos años ha ido ganando en pujanza y fuerza no solo en esta región sino en el conjunto de la economía española, gracias tanto al mercado nacional como al internacional.

 

 AgroNews: Hace poco que ha asumido la máxima responsabilidad en VITARTIS ¿Hacia dónde le gustaría que encaminase sus pasos la asociación?

Beatriz Escudero: Llego aquí tras el buen trabajo de un gran presidente, como ha sido en estos años Félix Moracho, que nos ha marcado unas líneas de trabajo correctas a las que tenemos, simplemente, que dar continuidad. Creo que es fundamental seguir avanzando en la innovación colaborativa ­-no solo innovar en procesos, también en productos- en la transformación digital y también vamos a seguir dando pasos dentro de la industria 4.0.

No solo nos vamos a preocupar de la producción también vamos a mirar a las personas que forman parte de ella, apoyando la formación para lograr que se adapten los más rápido posible a los nuevos modelos.

Otros temas importantes en los que vamos a hacer hincapié son todos aquellos que tengan que ver con la responsabilidad corporativa para lo que este mismo año vamos a poner en marcha un grupo de trabajo. También vamos a profundizar en la comunicación, somos conscientes que hoy en día se da más credibilidad a la gente que tiene influencia que a quienes tienen conocimiento. Tenemos que ser capaces de comunicar lo bueno que hacemos en Castilla y León, lo que aporta el sector primario y la industria agroalimentaria en calidad, seguridad y transparencia de ese producto que llega al consumidor.

El último eje es todo lo que tiene que ver con las Administraciones Públicas, avanzando en las relaciones ya bastante fluidas con ellas, que nos escuchen y nos tengan en cuenta en la toma de decisiones

A. Esa pujanza que las estadísticas y las cifras ofrecen de la industria agroalimentaria ¿es real?

B.E. Sí, es real, es un sector de futuro en Castilla y León, pero ya de presente. Aquí se están haciendo las cosas muy bien, somos un sector fundamental para la economía de la región pero quiero destacar, por ejemplo, las implicaciones medioambientales que tenemos, es de lo que vivimos y nos da sostenibilidad. Además, tenemos una gran implicación social, la mayoría de nosotros estamos asentados en el medio rural y dependemos de él, fijamos población, generamos empleo…

 

A. Hacía dónde debe guiar sus miras el sector

B.E. Necesitamos tener entornos que faciliten que las personas puedan y quieran estar en el medio rural, para nosotros es fundamental todo lo que tiene que ver con las comunicaciones digitales, eso nos permite ser competitivos, estamos en un mercado global, competimos con gente que está muy lejos y queremos llevar nuestros productos muy lejos también.

Tenemos que seguir innovando en calidad de productos, en reducción de los recursos que utilizamos, en la gestión de residuos, algo que me parece fundamental, disminución de plásticos y tenemos que seguir mejorando en la transparencia y la lucha contra el fraude.

Debemos seguir avanzando en que los consumidores confíen en nosotros y en los productos que les ofrecemos.

 

A. La Ley de la Cadena Alimentaria ¿Se va a seguir progresando en esa línea?

B.E. La industria agroalimentaria somos los primeros que queremos un sector primario innovador que se adapte a lo que nos demanda el cliente. Necesitamos una relación mucho más sólida con ellos, tenemos que trabajar de forma todavía más estrecha. Dentro de VITARTIS están todas las universidades y los centros tecnológicos lo que nos hace ser un vehículo perfecto para trasladar a agricultores y ganaderos esos avances.

En España hemos sido pioneros en esa Ley de Cadena Alimentaria que va a ser el modelo de la que se está planteando en Bruselas. Los contratos son algo fundamental y más en nuestra posición intermedia, si ganamos todos, avanzamos todos.

 

A. La burocracia sigue siendo un lastre para avanzar

B.E. Estamos trabajando para progresar y mejorar la situación en este tema. Hemos dado pasos en la interlocución con la Administración, pero falta agilidad. Los tiempos de la empresa y la administración no coinciden, ese es un reto muy importante. Necesitamos ese marco legislativo, pero no debe solo ser para poner trabas, se debe facilitar el crecimiento pero siendo siempre respetuosos con el medio ambiente y las personas de los entornos rurales.

 

Beatriz Escudero Rubio (Ponferrada) es licenciada en Biológicas por la Universidad de Salamanca y Diplomada en Empresa. Además, ha realizado distintos cursos de formación en materias vinculadas a la actividad de la empresa familiar que dirige; entre ellos, comercio internacional, dirección de equipos, plantas medicinales, gestión de calidad e higiene alimentaria y ‘food defense’.

En 1993 se incorporó al negocio familiar como directora del Hotel Bergidum de Ponferrada. Y en 2006 inició su andadura en Pharmadus, compañía que fundó su padre, Secundino Escudero, en los años 60 con el nombre de Infusiones La Leonesa y que posteriormente se expandió por España y los mercados internacionales con la marca Manasul.

Desde su incorporación a Pharmadus ejerce como consejera delegada y directora general ejecutiva de la compañía, además de ostentar la gerencia de otra de las empresas del grupo familiar, Laboratorios Biosalud.