Según los datos ofrecidos por el MAGRAMA en su último balance estadistico sobre Castilla y León, fechado en enero del presente año, los precios de la tierra en esta comunidad autónoma entre el 2010 y 2011, periodo para el que hay datos, ha experimentado una subida del 1,7% frente a la reducción que se ha producido en el conjunto de España del 1,6%.