Agronews Castilla y León

El consejero de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio de la Junta de Castilla y León, Juan Carlos Suárez-Quiñones, se ha reunido con los representantes de las organizaciones profesionales agrarias (OPAS) para presentar el programa de legislatura y analizar los temas de interés de agricultores y ganaderos, con especial referencia a temas como el aprovechamiento forestal, la conservación del patrimonio natural, los ataques del lobo a la ganadería extensiva y sus consecuencias.

Respecto a la gestión la gestión forestal, de gran importancia como recurso público y privado en el medio rural de la Comunidad, el consejero ha abordado con las organizaciones agrarias la movilización y aprovechamiento de los recursos forestales endógenos de todo tipo y su capacidad de creación de empleo y fijación de población activa, entre los que ha destacado los pastos y la caza; asimismo, la consolidación y desarrollo del tejido industrial basado en la transformación de los productos forestales y el fomento de iniciativas empresariales ligadas al monte, además de la conservación del ingente patrimonio natural y su biodiversidad en Castilla y León, valorizando los usos ligados al ocio y al turismo en torno al mismo, sobre todo en los espacios naturales protegidos.

Preocupación por los daños del lobo y la sanidad animal de la fauna silvestre

Suárez-Quiñones también se ha referido a las acciones previstas por su departamento para reducir los ataques del lobo y otros daños que causa la fauna silvestre, que pasa por conseguir del Ministerio para la Transición Ecológica la suspensión de la Orden de inclusión del lobo en el listado de especies de protección especial (LESPRE), por conseguir un protocolo para la realización de controles de lobo cuando no han funcionado las medidas preventivas y por conseguir la financiación necesaria para implantar las medidas preventivas en las explotaciones ganaderas.

Las OPAs han expresado su preocupación por el crecimiento de los ataques y de los daños del lobo a rebaños, y han solicitado agilizar los pagos de las indemnizaciones previstas; además, se han interesado por las medidas que podrían adoptarse para reducir la incidencia de enfermedades que afectan tanto al ganado como a la fauna silvestre, como la tuberculosis.

El consejero ha comentado la posibilidad de aplicar el artículo 71 de la Ley 4/2021, de 1 de julio, de Caza y Gestión Sostenible de los Recursos Cinegéticos de Castilla y León, sobre emergencias cinegéticas, que permitiría reducir localmente las poblaciones de las especies problemáticas.

Finalmente, las organizaciones agrarias han manifestado su preocupación por la utilización de tierras de cultivo, y en especial de regadío, para la implantación de instalaciones energéticas renovables.

El consejero Suárez-Quiñones se ha comprometido a mantener reuniones periódicas para el seguimiento de estas cuestiones, y más concretamente a convocar en breve reuniones específicas sobre los baremos de las indemnizaciones por daños a las explotaciones ganaderas, que serán actualizados este mismo año mediante orden de la Consejería de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio, y para la posible aplicación de emergencias cinegéticas en alguna comarca concreta.