Agronews Castilla y León

Soria necesita trabajadores de temporada para acometer las próximas campañas agroganaderas, sobre todo las del sector hortofrutícola que se desarrolla fundamentalmente en las más de 10.000 hectáreas de regadío de la provincia.

Además, uno de los trabajos que debe realizarse con más urgencia es el del esquileo en las 200 explotaciones de ovino de la provincia. Es habitual que los esquiladores provengan de Uruguay. El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación está trabajando ya en la solución de este problema que afecta a todo el territorio nacional.

Junto al esquileo, los trabajos que requieren los viñedos, manzanos y cerezos y productos hortícolas como fresas, lechugas, escarolas, judías verdes, calabacines, guisantes, espinacas o cebollas, entre otros, son los más perentorios.

Así se ha puesto de manifiesto en la reunión de la Comisión provincial de coordinación y seguimiento de la aplicación de las medidas urgentes en materia de empleo agrario que recoge el Real Decreto Ley 13/2020 de 7 de abril, que ha presidido esta mañana el subdelegado del Gobierno, Miguel Latorre, y que ha servido para que este órgano quede constituido. El principal cometido de esta comisión es facilitar mano de obra para las labores agropecuarias más apremiantes.

A través de videoconferencia, han asistido, por parte de la Administración General del Estado, además del propio subdelegado, los responsables del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), de la Dependencia del Área de Trabajo e Inmigración y de la Unidad de Agricultura. Por la Junta de Castilla y León, han comparecido la delegada territorial en Soria, Yolanda de Gregorio, y los responsables del Servicio de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural y del ECYL. También han participado las organizaciones profesionales agrarias ASAJA, COAG y UPA y los sindicatos UGT y CC OO.

COMPATIBILIZAR PARO Y SALARIO

El Real Decreto Ley contempla que las personas que estén cobrando prestación, subsidio o renta por desempleo pueda compatibilizar este ingreso con la realización de trabajos por cuenta ajena en explotaciones agrarias con un contrato temporal cuya firma y finalización se encuadre entre el 9 de abril y el 30 de junio. Son las fechas que marca inicialmente el Real Decreto aunque todo indica que podrían ampliase.

La compatibilización en estos términos de la protección y del salario no sería posible en los casos de los trabajadores que percibiesen prestaciones a raíz de la situación generada por la Covid-19.

Por tanto, las 2.500 personas que en Soria cobran algún tipo de percepción por estar desempleadas (sin contar a los parados cuya situación deriva de la crisis sanitaria en la que nos encontramos) pueden cobrar a la vez el salario que les corresponda por realizar estas tareas agrícolas o ganaderas. Una de las decisiones adoptadas por la Comisión es dar la mayor publicidad posible a esta circunstancia para atraer el interés de estos desempleados.

En Soria, tradicionalmente estos trabajos urgentes los venían realizando cuadrillas de jornaleros extranjeros. Ahora mismo, las fronteras están cerradas por lo que hay que buscar alternativas. Según ha puesto de manifiesto el subdelegado, las empresas nacionales que producen en los regadíos sorianos no tramitaban directamente en las oficinas de Soria las autorizaciones de residencia y de trabajo de campaña puesto que sus temporeros comenzaban su labor en otras provincias españolas y se desplazaban después a ésta.

Sin embargo, sí hay empresas que realizan estos trámites directamente en la Oficina de Extranjería ubicada en la Subdelegación del Gobierno. De hecho, ya se han puesto en contacto con la Administración para expresar sus necesidades.

ECYL Y SEPE

La Comisión ha acordado también que las organizaciones agrarias se encargarán de presentar un calendario de las diferentes campañas agropecuarias que se acometen en Soria y de cuantificar con precisión las necesidades de temporeros de los productores de la provincia. Este dato servirá para que el ECYL busque fórmulas para cubrir esas demandas de empleo puesto que el punto de partida debe ser la oferta del empresario en el Servicio de Empleo.

Si se agotaran las bolsas de demandantes de empleo, la Subdelegación del Gobierno, a través del SEPE, localizaría personas que, a tenor de lo estipulado en el Real Decreto Ley, podrían incorporarse a este mercado de trabajo. El SEPE ha constatado que actualmente hay en Soria 924 desempleados dentro del sector de la Agricultura.

Según ha informado ASAJA, esta organización agraria esta configurando una bolsa de demandantes de empleo agropecuario en la que se han inscrito ya 131 personas de las cuales, 77 solicitan también alojamiento por lo que hay que entender que no son de la provincia. Este listado será cotejado con las personas inscritas en el ECYL.

También se brindaría la posibilidad, a través de Extranjería de la  Subdelegación del Gobierno, de detectar ciudadanos en situación legal de residencia, pero sin permiso de trabajo, que pueden estar interesados en incorporarse a estas labores. Igualmente, los menores extranjeros no acompañados (MENA) de entre 16 y 18 años pueden participen en estas labores. Si bien, según una primera estimación, entre unos y otros no se alcanzaría en Soria la quincena de personas disponibles.

Los sindicatos y las organizaciones profesionales agrarias han valorado muy positivamente este Real Decreto aunque han pedido que se matice la limitación de kilómetros de desplazamiento entre el trabajador y el puesto de trabajo dadas las dimensiones de la provincia y se aclare todo lo referido a los alojamientos.

Las OPA han pedido también aclaraciones sobre los desplazamientos de cosechadores sorianos a otras provincias, como es habitual en las campañas de recolección. El subdelegado del Gobierno ha aclarado que, al tratarse de una actividad esencial, no habrá ningún problema para que puedan hacer estos trayectos con las mismas prerrogativas de otros años.

Sección: 

Provincias: