Agronews Castilla y León

 

  • Así lo ha hecho la Comunidad de Usuarios de Aguas Subterráneas Mancha Occidental II en un escrito dirigido a la ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico y vicepresidenta tercera, Teresa Ribera, donde exponen que a la CHG no le es posible resolver en los plazos legalmente previstos en la norma

La Comunidad de Usuarios de Aguas Subterráneas (CUAS) Mancha Occidental II ha solicitado a la ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, que proceda con carácter de urgencia a dotar a la Confederación Hidrográfica del Guadiana (CHG) de personal administrativo suficiente para la tramitación de los
diversos expedientes de usuarios y usuarias que, a fecha de hoy, acarrean años de retrasos, lo que motiva enormes problemas y contratiempos a dichos solicitantes.

En el escrito, recuerdan a la ministra y vicepresidenta tercera, que en los últimos meses el Gobierno de España ha potenciado los servicios de control y vigilancia de este organismo de cuenca, considerando fundamental que también se refuercen los administrativos, máxime con la situación actual de demoras, que afecta a miles de regantes.

Han traslado a Ribera que han elevado esta situación al Defensor del Pueblo y el Consejo de Transparencia y Buen Gobierno, reconociendo esta última institución la gravedad de lo denunciado, contestando que la CHG está en “colapso administrativo” al no serle posible resolver en los plazos legalmente previstos en la norma.
 

Frustración, tensión permanente y sobreesfuerzo cotidiano en la CHG

Asimismo, la contestación recoge que la Comisaría de Aguas arrastra una carencia estructural de recursos humanos que ha dificultado desde hace muchos años su capacidad de gestión y, por tanto, el cumplimiento de sus atribuciones, siendo numerosas las ocasiones en que se ha comunicado al Ministerio tal circunstancia, solicitando más medios humanos.

En su respuesta, el Consejo de Transparencia y Buen Gobierno recoge que “tal carencia perdura hasta ahora, y las consecuencias son abrumadoras en Confederaciones como la del Guadiana, donde en su zona oriental la socioeconomía se basa principalmente en la extracción de aguas subterráneas para uso agrario. Se alcanza el máximo exponente de desequilibrio entre necesidades de gestión y medios disponibles. Hay que subrayar que los propios trabajadores de Organismo padecen las consecuencias de tal desequilibrio en forma de frustración, tensión permanente, sobreesfuerzo cotidiano, y son en parte víctimas de tal precariedad”.

Además, desde CUAS Mancha Occidental II han informado a la ministra que también han remitido esta situación al Parlamento Europeo.

Tags: 

Sección: