Agronews Castilla y León

La Confederación Española de Fabricantes de Alimentos Compuestos Para Animales ha organizado, dentro de la Feria Internacional para la Producción Animal (FIGAN), la jornada técnica “Suministro sostenible de materias primas para alimentación animal”, en la que presentó públicamente sus objetivos en materia de sostenibilidad del suministro de soja.

Durante el transcurso de la jornada Javier Piquer, subdirector adjunto de la Subdirección General de Medios de Producción Ganadera del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, ha abordado la actual de situación y propuestas sobre sostenibilidad y deforestación en el marco de la UE. Por parte del departamento técnico de CESFAC, Verónica Sánchez ha presentado el documento “Soja sostenible para un suministro responsable de piensos compuestos” con los objetivos sectoriales de sostenibilidad en materia de suministro de soja. Además, se han conocido casos concretos de iniciativas corporativas en materia de sostenibilidad por parte de las empresas Agroveco y Grupo Jorge. En una mesa moderada por el presidente de la Asociación de Fabricantes de Piensos de Aragón, Enrique Bascuas, han participado Fernando Valdrés, director general de Agroveco y Luis Ullate, Coordinador de Sistemas de Gestión de Grupo Jorge.

 

Soja sostenible para un suministro responsable de piensos compuestos

La proliferación y endurecimiento de las regulaciones en países exportadores en asuntos de deforestación, la mayor exigencia reguladora en los principales mercados, como es la Unión Europea, así como las futuras exigencias que vendrán marcadas tanto a nivel nacional, como a nivel europeo por el Pacto Verde, preparan el terreno para un cambio de paradigma hacia un nuevo modelo de producción sostenible que antes o después será la nueva normalidad.

Bajo esa premisa, la Junta Directiva de CESFAC aprobó en noviembre del 2019, una estrategia que denominamos la Agenda de Sostenibilidad CESFAC 2030, que enmarca una serie de estrategias y acciones encaminadas hacia la sostenibilidad y que adoptó una declaración de intenciones para en un plazo razonable, de 11 años, llegar a un objetivo sectorial proactivo en lo relativo a la soja producida de manera sostenible y originada en zonas no desforestadas.

Fruto de ese trabajo, se ha elaborado el estudio Soja sostenible para un suministro responsable de piensos compuestos, un análisis de la situación actual con respecto al suministro sostenible de materias primas, focalizado en la soja como materia prima estratégica empleada por la industria de piensos compuestos en España. El objetivo del estudio ha sido analizar la información existente sobre las importaciones de soja desde Brasil y Argentina a España para conocer sus impactos ambientales e identificar las iniciativas que se han puesto en marcha para reducirlo desde los diferentes ámbitos. Los resultados de este trabajo, elaborados a partir de datos recopilados para el trienio 2016-2018, evaluando los impactos positivos de las principales iniciativas y programas de producción sostenible, permiten identificar el volumen de soja importada a los que hacen referencia estas buenas prácticas y conocer los progresos de las empresas en origen hacia el ambicioso objetivo global: reducir la deforestación.

En el estudio se ha considerado “soja de bajo riesgo de deforestación” como aquella que ha sido producida acorde a un programa de sostenibilidad, como el desarrollado por la Federación Europea de Fabricantes de Alimentos Compuestos (FEFAC), que contempla criterios o políticas focalizados en la lucha contra la deforestación. Bajo estas premisas, los resultados de la evaluación de los flujos de las importaciones de soja desde Brasil y Argentina a España para 2018, pusieron de manifiesto que existe un elevado porcentaje de soja asociado a un bajo riesgo de deforestación. Acorde al origen, el 71% de la soja importada de origen Brasil y el 91% de Argentina se puede considerar asociada a un bajo riesgo de deforestación.

En base a los datos recogidos en el estudio referido, el sector se plantea como reto incrementar progresivamente el volumen de soja importada asociada a un bajo riesgo de deforestación acorde a un calendario, según la situación de partida particular del país de origen. En este sentido, se aspira alcanzar 100% de suministro de soja de bajo riesgo de deforestación en 2030, a través de hitos intermedios en 2024 (79% en Brasil y 93% para Argentina) y 2027 (91% en Brasil y 95% para Argentina), que incluirá revisiones, evaluación y acciones pertinentes en esos años.

El informe completo puede descargarse en este enlace.

Tags: