Agronews Castilla y León

El cultivo de la vid en Andalucía se encuentra en general, según la información ofrecida por la Red de Alerta e Información Fitosanitaria, con un buen estado fitosanitario y un desarrollo vegetativo apropiado, (sin los problemas de “mildiu” que se padecieron el año pasado, principalmente en la provincia de Huelva, donde que se tuvieron que aplicar hasta 8 tratamientos). Se han realizado, sin embargo tratamientos fungicidas preventivos, como es habitual. La calidad de la producción augura una cosecha muy aceptable, con escasa y localizada presencia de enfermedades y plagas.

No hay grandes diferencias en cuanto al estado fenológico de las distintas zonas vitícolas, encontrándose “L” (Cerramiento del racimo) en CádizMálaga y Huelva, provincia esta última donde se puede observar “M” Envero en parcelas y variedades más adelantadasEn Córdoba, sin embargo, domina el estado “K” (Grano tamaño guisante) (80%), seguido de “J” (Cuajado o caída de capuchones florales) (20%).

La presencia de Polilla (Lobesia botrana) es leve, encontrándose larvas L1 y L2 de la 2ª generación como estado dominante de la plaga, observándose en algunas parcelas larvas L3, y en otras adultos de la 1ª generación. Se contabilizan muy pocas capturas. En Córdoba 0´25 adulto/trampa feromona y día, destacando un máximo de 0´72 en Las Arenas, sin registrarse racimos con larvas en dicha provincia. Huelva cuenta igualmente con una muy baja incidencia, por debajo del 1%, racimos con larvas.

Teniendo en cuenta la actual meteorología, así como el estado fenológico del cultivo, se aconseja vigilar la evolución de esta plaga, recomendándose realizar muestreos periódicos observando minuciosamente los racimos con el objetivo de detectar puestas y/o larvas de esta 2ª generación.

Con respecto a Mildiu (Plasmopara viticola), su incidencia en Cádiz y Córdoba es prácticamente nula. En Huelva disminuye la incidencia en hojas y aumenta levemente la incidencia en racimos, registrándose a nivel provincial un 20’4% de cepas afectadas, un 6’8% de hojas con síntomas y un 2’4% de racimos con síntomas. En Málaga, solamente se observan síntomas en parcelas de la zona biológica de la Axarquía; en dicha zona se estima un 2’5% de cepas afectadas, un 0’4% de hojas y un 0’8% de racimos con síntomas. En lo que llevamos de campaña se han realizado entre 2 y 3 aplicaciones fungicidas por parcela para controlar preventivamente esta enfermedad.

En el caso del Oídio (Uncinula necator), se observa presencia generalizada en casi todas la parcelas de Cádiz, pero con una incidencia leve dentro de cada parcela, sin ocasionar problemas. En lo que llevamos de campaña se han realizado entre 5 y 6 aplicaciones fungicidas por parcela para controlar preventivamente esta enfermedad. En algunas parcelas se tiene previsto realizar un último tratamiento. En Málaga, como medias provinciales, se estiman un 4’9% de cepas afectadas, un 0’3% de hojas y un 1’8% de racimos con síntomas. En Córdoba la media provincial de 0´12% de cepas con presencia y 0´10% de racimos afectados, alcanzándose máximos de 0´20% en Las Arenas. En Huelva se observan las primeras hojas con síntomas, siendo muy baja por ahora su incidencia. Ya que las condiciones ambientales son óptimas para el desarrollo y expansión de oídio en el cultivo, se recomienda prestar especial atención a esta enfermedad, recordando que determinadas técnicas de cultivo pueden reducir la severidad de la misma y aumentar la efectividad del control químico o biológico: El empleo de sistemas de conducción que permitan una buena circulación de aire a través de la vegetación e impida el exceso de sombreo es muy beneficioso. Mantener una copa vegetativa abierta mediante deshojado, desnietado y despampanado no solo mantiene un microclima más desfavorable para el desarrollo del hongo, sino que, además, permite la mejor penetración del producto fungicida empleado.

La presencia de mosquito verde (Empoasca lybicaes leve en estos momentos en Cádiz. En algunas parcelas han aumentado los niveles de presencia de esta plaga, y hay niveles de tratamiento en algunas pocas parcelas, sin realizarse, por el momento, tratamiento para su control. En Huelva a nivel provincial se registra un 15’2% de hojas con presencia de mosquito verde, valor que aumenta respecto a semanas anteriores, apreciándose, por ahora, escasos daños en forma de decoloraciones marginales de las hojas. El número de insectos por hoja se mantiene bajo, en torno a 0’17.

Se está registrando en Cádiz una incidencia de melazo (Pseudococcus citri) superior a la de otras campañas, observándose su presencia en numerosas parcelas. Se han realizado aplicaciones para controlar esta plaga con jabón fosfórico o potásico.

Se observa presencia leve de Araña amarilla (Tetranychus urticaecon una incidencia en ligero ascenso en Cádiz y Málaga. La media provincial en Málaga es de 3’1% de cepas con presencia y en Huelva de 19’3%, valor que prácticamente se mantiene respecto a semanas anteriores; en algunas parcelas puntuales se ha tenido que realizar tratamiento acaricida para controlarla. En Córdoba el nivel es inferior a 0´01% de cepas con presencia, con máximos de 0´08% en las ZB de Los Llanos. Se aconseja estar muy atentos a su evolución, y más aún en días de altas temperaturas, las cuales favorecerán su desarrollo y expansión en el cultivo.

Tags: 

Sección: