Agronews Castilla y León

La provincia de Córdoba, recuerdan desde la Red de Alerta e Información Fitosanitaria de Andalucía, continúa siendo la mayor productora de ajo de esa comunidad autónoma, con el 38,7% de la superficie y el 41,2% de la producción. Se cultivan dos variedades de ajo, spring y morada. La variedad spring supone en torno al 70% del total de la superficie y la situación actual a consecuencia de la sequía es menos preocupante ya que se sembró en octubre, momento en el que había disponibilidad de agua.

La variedad morada, sembrada en diciembre, la inquietud fue máxima por la ausencia de precipitaciones y falta de previsión de las mismas en el momento de su siembra, hecho que provocó que muchos agricultores optaran por no sembrar, por lo que la superficie de ajo morado se ha visto reducida esta campaña. En general la superficie sembrada total, se ha podido reducir en torno a un 10%.

Los abonos aplicados a las plantaciones han tenido poco efecto por la ausencia de lluvias y las escasas dotaciones de agua de riego previstas, por lo que el cultivo no se desarrollando de forma adecuada, a falta de unos 2 meses del inicio de la recolección. Por otra parte, el tiempo seco ha favorecido que no haya plagas ni enfermedades reseñables y apenas se han realizado tratamientos.

Con casi total seguridad, la cosecha de ajo de esta campaña será inferior a la del año pasado. Aunque las siembras de ajos han mejorado con las precipitaciones de estos días, el agua en muchos casos ha llegado tarde.

Respecto a la situación fitosanitaria, pueden comenzar a aparecer enfermedades criptogámicas, entre las que se debe prestar especial atención a la blanquilla y la roya, dado que la mayor o menor incidencia de esta enfermedad está muy ligada a las condiciones meteorológicas. Así, la lluvia y las suaves temperaturas que se están registrando estos días, favorece el desarrollo y dispersión de estas enfermedades.

Tags: 

Sección: