Agronews Castilla y León

El estado fenológico dominante, en la actualidad, según los datos ofrecidos por la Red de Alerta e Información Fitosanitaria de Andalucía ,en la mayoría de las parcelas de remolacha de Sevilla es "BBCH: 41-43 (10-30% tamaño raíz estimado), mientras que en Cádiz es "BBCH: 43-46"; (30-60% tamaño raíz estimado). Las más tempranas están en el estado "BBCH: 46-49"; (60-90% tamaño raíz estimado) y las más retrasadas en "BBCH: 31-33"; (10-30% suelo cubierto)

La climatología de esta campaña está siendo inusual, registrándose valores de temperaturas por encima de lo habitual durante los últimos meses, con el consiguiente adelanto fenológico del cultivo que lo hace más susceptible a ciertas plagas y enfermedades como cásida y cercospora.

En cuanto a la presencia de lixus (Lixus scabricollis), éstos se han observado en el 44% de las parcelas de Cádiz y en el 63% de las de Sevilla, con unas medias provinciales respectivas de 1,4 y 3 adultos/UM. Esta semana se ha observado presencia de larvas de noctuidos defoliadores (Spodoptera spp.) en el 21% de las parcelas muestreadas en Cádiz, y en el 50% de las de Sevilla, registrándose unas medias provinciales respectivas de 0,4 y 6 larvas pequeñas/UM.

Se observan adultos de cásida (Cássida vittata) sobre el cultivo en el 65% de las parcelas muestreadas en Cádiz, mientras que en Sevilla se han detectado en el 95%, con unas medias provinciales respectivas de 28,7 y 24 adultos/UM (Unidad de Muestra=50 plantas). Se han registrado huevos+larvas de esta plaga en el 58% de las parcelas de Cádiz y en el 95% de las de Sevilla, con unas medias provinciales de 18,8 y 29 huevos+larvas/UM. Se han realizado tratamientos insecticidas para controlar esta plaga en las parcelas que han superado el umbral. Conviene vigilar esta plaga, pues su ascenso puede ser rápido, en las condiciones actuales, y más si aumentan las temperaturas.

Los niveles de cercospora (Cercospora beticola) son elevados para estas fechas, detectándose esta enfermedad en el 89% de las parcelas muestreadas en Sevilla y en el 79% de las de Cádiz, con unas medias provinciales del 9% y 13,7% de hojas intermedias con presencia, respectivamente. Se han realizado tratamientos fungicidas para controlar esta enfermedad en las parcelas que han superado el umbral. Se recomienda seguir la evolución de esta enfermedad muestreando periódicamente el cultivo.

La incidencia de roya (Uromyces betae) es muy baja por el momento, observándose su presencia en el 16% de las parcelas muestreadas en Cádiz y en el 22% de las de Sevilla; con unas medias provinciales respectivas del 0,7% y 1,8% de hojas intermedias con presencia.

En caso de bajar algo las temperaturas podría ralentizarse el desarrollo de estos hongos parásitos, pero si éstas continúan siendo algo elevadas (24-25 º C en las horas centrales del día), como hasta ahora, se puede ver favorecida su expansión en el cultivo. Las lluvias o los riegos ayudan o favorecen el desarrollo en el cultivo de estas enfermedades

 

 

Sección: