Agronews Castilla y León

Durante esta semana, aseguran desde la Agencia Española de Meterorología, se está produciendo sobre la Península y Baleares la entrada progresiva de una masa de aire de origen africano, muy cálida y seca, debido a la formación de una baja al oeste de la Península. La presencia de esta masa cálida, junto con las condiciones de estabilidad atmosférica y la fuerte insolación, provocarán un progresivo y marcado ascenso de las temperaturas, alcanzándose valores propios del verano y excepcionalmente altos para estas fechas. Se espera que este episodio sea bastante generalizado, exceptuando el norte de Galicia y el Cantábrico occidental, debido al flujo fresco de componente norte, y Canarias por la persistencia de los alisios. El flujo de componente sur arrastrará además polvo en suspensión, lo que originará calimas principalmente durante el fin de semana sobre la Península y Baleares.

Hoy jueves continuará el ascenso de las temperaturas, salvo en el área mediterránea donde se mantendrán y en el Cantábrico donde bajarán. Las máximas podrán superar los 38ºC en el valle del Guadalquivir y los 35ºC en amplias zonas del resto del interior sur peninsular y del valle del Ebro. También se podrán alcanzar los 32ºC en zonas el resto del interior de la mitad oriental y en la meseta Norte.

Durante el viernes 20 y sábado 21 persistirá el ascenso térmico, con máximas que alcanzarán los 34-37ºC de forma bastante generalizada en el interior peninsular y de Mallorca. Estos valores se superarán ampliamente en el valle del Guadalquivir, donde se podrían alcanzar los 40-42ºC, y en otros puntos del cuadrante suroeste y del valle del Ebro donde es probable que se alcancen los 38-40 ºC. Las temperaturas mínimas también serán anormalmente altas, con valores en torno a 18 ºC en amplias zonas del interior peninsular e incluso entre 20-24ºC en puntos de Extremadura y de Andalucía.

A partir del sábado 21 es muy probable que la baja atlántica, en su desplazamiento hacia el este, pase por la Península, inestabilizando la atmósfera y generando tormentas el sábado y domingo en el noroeste y que también podría producirse, puntualmente, en otras zonas del Pirineo e interior del este peninsular. La masa de aire cálido comenzará así mismo a retirarse hacia el este, de forma que el domingo ya se espera un sensible descenso térmico en la mitad occidental peninsular, aunque todavía se mantendrán las temperaturas anormalmente altas en el este y en Baleares. Se prevé que el descenso de las temperaturas continúe y se extienda al resto de zonas durante el lunes 23 y martes 24, finalizando así este episodio anómalo de temperaturas altas.

Sección: