Agronews Castilla y León

 

  • El aumento de la producción mundial para 2019 sería de 900 millones de litros.
  • Crecimiento más lento de lo habitual en el hemisferio norte debido a los bajos precios
  • El clima adverso afecta los suministros en el hemisferio sur
  • Se espera que la demanda aumente un 1,8% en 2019

 

Un reciente informe publicado por la consultora AHDB asegura que elcrecimiento de la producción mundial de leche en 2019 es más bajo de lo que se esperaba anteriormente, cayendo de 0,9% a 0,3%. La presión a la baja sobre los precios a los ganaderos en los Estados Unidos ha llevado a un crecimiento más bajo de lo normal, mientras que la UE está limitada por un censo de vacas lecheras cada vez más pequeño. En el hemisferio sur, los bajos precios también están incidiendo en la bajada de producción junto con el clima adverso.

En general, se prevé que los suministros mundiales de leche aumentarán en torno al 0,3%, lo que sifnifica una ganancia de unos 900 millones de litros, mientras que el consumo mundial de productos lácteos frescos aumentaría en un 1,8%.

Suministros mundiales de leche-mayo

El impacto de la sequía del año pasado continuó sobre la producción de leche en la UE en los primeros dos meses de este año. Esto llevó a una caída en la producción de leche en comparación con el año pasado. Sin embargo, el fuerte crecimiento de la producción en marzo compensó el decepcionante comienzo de año. En general, durante el primer trimestre, los suministros de leche de la UE aumentaron un 0,3%, porcentaje que supone un incremento de 130 millones de litros en comparación con el año pasado.

Se espera que el crecimiento de la producción de leche en la UE para 2019 sea relativamente modesto, con un 0,7%, alrededor de 1.000 millones de litros más que en la campaña previa. Sin embargo, el crecimiento de la producción podría restringirse ya que el tamaño del censo de animales de ordeño de la UE ha disminuido en un 1.6%, con una caída de 374.000 cabezas.

En los Estados Unidos , se espera que el crecimiento en el suministro de leche se ralentice. Históricamente, la producción de leche en los Estados Unidos ha aumentado entre un 1-2% cada año. Un período prolongado de precios más bajos ha puesto a los ganaderos bajo presión, lo que ha llevado a mayores tasas de sacrificio dentro de las granjas, con lo que el censo se ha ido reduciend. Como tal, el USDA espera que la producción de leche solo crezca marginalmente este año en un 0.5%,  500 millones de litros. 

En el hemisferio sur, los problemas climáticos han impactado en la producción de leche. En Nueva Zelanda , la sequía ha obstaculizado la producción. En marzo,  bajó un 8% en el año. Es poco probable que la producción en el segundo semestre de 2019 sea capaz de igualar los máximos del año pasado, por lo que se espera que la misma se mantenga relativamente estable.

En Australia , la producción ha sido afectada más severamente, con una sequía prolongada que afecta los rendimientos y pone presión sobre los márgenes de los ganaderos. La producción de leche del primer trimestre bajó un 11%. Las tasas de sacrificio siguen siendo altas y muchos productores de productos lácteos están secando las vacas temprano debido a la escasez de alimento a medida que la temporada llega a su fin. Se espera que la producción caiga un 1% en 2019.

La producción de leche argentina cayó un 8% durante el primer trimestre debido a que el estrés por calor afectó los rendimientos. Aunque ha habido cierta recuperación en el aumento del precio de la leche, los costos de los insumos están erosionando los márgenes. Se espera cierta recuperación en los niveles de producción en la segunda mitad del año, ya que una buena cosecha de granos ayudará a aliviar la presión en los márgenes, asumiendo un clima estable.

Si bien existe un alto nivel de incertidumbre sobre cómo progresará la producción argentina a lo largo del año, esperamos que haya una disminución interanual en la región de alrededor del -5%.

Sección: