Agronews Castilla y León

 

  • El Departamento de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación (DARP) de la Generalitat de Cataluña ha llevado a cabo por octavo año consecutivo la campaña de prevención de incendios durante las tareas agrícolas de recolección del cereal

El Departamento de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación (DARP) de la Generalitat de Cataluña ha llevado a cabo por octavo año consecutivo la campaña de prevención de incendios durante las tareas agrícolas de recolección del cereal. En el marco de esta campaña, el número de incendios vinculados a la actividad de la siega se ha mantenido estable, a pesar de la falta de lluvias de los últimos meses y las condiciones meteorológicas complicadas que se están registrando este verano.

En este sentido, hay que tener en cuenta que casi en toda Cataluña ha vivido una situación anómala con respecto a la precipitación en los últimos seis meses, con una pluviometría de entre un 50% y un 60% con respecto al habitual para la época. Y en algunas zonas de Tierras del Ebro, esta cifra llega al 20%. En lo que llevamos de campaña forestal, se han vivido 6 situaciones de activación del nivel 3 del Plan Alfa. En total, hasta la fecha, se ha activado un total de 15 días. Esto implica que casi una cuarta parte de los días de campaña forestal hemos estado en el máximo nivel de Plan Alfa en algunas zonas del país. La activación de este nivel del Plan Alfa ha sido motivada por episodios de fuerte calor, con bajas humedades y viento

Entre el 15 de junio y el 8 de agosto ha habido un total de 6 incendios en las comarcas cerealísticas donde se lleva a cabo la campaña. Esta cifra se mantiene en un nivel similar desde 2015. Estos fuegos se han producido en las comarcas de la Noguera, Urgell y la Segarra.

En cuanto a la superficie afectada por incendios relacionados con los trabajos de la siega en el marco de la campaña, este verano han quemado 123,75 hectáreas. Suponen un 2,22% del total de hectáreas quemadas en Cataluña (que son 5.347,17 con datos hasta el 4 de agosto).

En este sentido, cabe destacar la colaboración de los agricultores con la campaña para evitar incendios relacionados con las tareas de recolección del cereal, así como la colaboración de las Agrupaciones de Defensa Forestales (ADF) y la coordinación del Secretariado de las Federaciones de Agrupaciones de Defensa Forestal (SFADF). En la campaña han participado 12 ADF y Federaciones de las comarcas de Anoia, Bages, la Conca de Barberà, Segarra y el Vallès Occidental.

El incendio que se declaró en Talavera (Segarra) a finales de junio y que quemó 48,46 hectáreas es el más importante de la campaña y supone casi la mitad del total de superficie afectada por incendios relacionados con la actividad agrícola.

Desde que el DARP puso en marcha hace ocho años la campaña de prevención de incendios de la siega para prevenir y / o minimizar el riesgo de incendios durante las tareas agrícolas, la tendencia está siendo favorable a la mayoría de comarcas cerealísticas, ya que entre 2012 y 2019 hay una bajada tanto del número de incendios como de las hectáreas quemadas gracias a la labor que se hace durante la campaña por parte de todos los agentes implicados (ADF y Grupo Especial de Prevención de incendios Forestales) y la colaboración de los agricultores.

En concreto, se ha constatado una reducción importante del número de incendios desde que funciona esta campaña, ya que en 2012 se produjeron 34 incendios durante la temporada de la siega y que este año el número ha bajado a 6. 

La campaña del DARP se lleva a cabo en siete comarcas cerealísticas de Cataluña: Anoia, Bages, la Conca de Barberà, Segarra, Solsonès, la Noguera y el Urgell. En total, la Campaña de la Sega engloba el 53% de la superficie de cultivo del territorio catalán.

Los trabajos de la siega son una actividad agraria con riesgo de incendio, básicamente porque se llevan a cabo a temperaturas muy elevadas, con humedades bajas y con una vegetación fácilmente inflamable. Además, este peligro de incendio se concentra normalmente en unas franjas horarias determinadas. Por este motivo, el Departamento de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación lleva a cabo desde 2012 la Campaña de la Sega, un Operativo Especial de Prevención de Incendios de apoyo al Mundo Agrícola que pretende reducir el número de incendios y minimizar los daños.

El dispositivo de vigilancia del Departamento de Agricultura está formado por agentes rurales de las siete comarcas afectadas, unidades del GEPIF (Grupo Especial de Prevención de Incendios Forestales) de la Dirección General de Ecosistemas Forestales y Gestión del Medio y por Agrupaciones de Defensa forestal (ADF). También participa el Grupo de Apoyo Aéreo de los agentes rurales, como una herramienta para mejorar la detección de columnas de humo y la coordinación de los efectivos terrestres.

 

campaña informativa

La Campaña de la Sega también incluye una campaña informativa que ayuda a concienciar a prevenir incendios relacionados con la siega. Se extiende a los principales 23 comarcas cerealísticas de Cataluña, englobando casi el 95% del total de la superficie de cultivo del cereal del total del país, a través de charlas y jornadas de formación que realiza el Cuerpo de Agentes Rurales con el objetivo de aumentar la conciencia del riesgo de incendio que supone la actividad agrícola en determinadas condiciones meteorológicas y reforzar el conocimiento de las medidas que la normativa vigente establece.

Sección: