Agronews Castilla y León

Hablamos de una ciudad cuya riqueza es comúnmente conocida, como también es sabido que Salamanca es un destino idóneo para pasar unos días de vacaciones. Esto es así por el conjunto de elementos que puede ofrecer, ya sea por sus numerosos monumentos, su riqueza gastronómica y por la cantidad de actividades que puede ofrecer tanto de día como de noche.

De entre todas las opciones que esta provincia ofrece, es necesario destacar la riqueza que rodea a la misma capital. Esta riqueza se forma mediante la suma de todas sus localidades, tanto con las diversas sierras y parajes como por las numerosas localidades que poseen elementos arquitectónicos propios de otras épocas, arquitectura que a día de hoy se sigue respetando. Todos estos pueblos, presenta particularidades que los hacen especiales, pero también similitudes, como la de estar situados a una altitud considerable y normalmente envueltos por elementos geográficos que les dotan de una belleza paisajística única.

A más de mil metros de altitud sobre el nivel del mar, formando parte de la sierra de Francia, nos encontramos la población de La Alberca. Precisamente, es esta sierra la que envuelve este lugar y lo convierte en un verdadero patrimonio natural, a lo que se suma en su entorno urbanístico su casco antiguo. La plaza mayor de La alberca, La iglesia del Santísimo Cristo del sudor o la ermita de San Marcos son ejemplo de su riqueza, que va acompañada siempre por las casas de estilo tradicional propio del lugar.

En la misma Sierra de Francia, a un poco menos de altitud, unos 650 metros, al sur de la provincia de Salamanca, encontramos Miranda del Castañar, situada en una colina fácilmente reconocible por su castillo, en el que aún se pueden distinguir sus antiguas murallas. Al conjunto de obras arquitectónicas que posee este pueblo, podemos sumarle parajes con espacios protegidos de gran belleza.

Podemos encontrar también, un precioso casco antiguo de origen medieval en otro pueblo de Salamanca, llamado Mogarraz.  En la misma Sierra de Francia y, a 766 metros de altitud sobre el nivel del mar, con casas de piedra, en este paraje se pueden visitar lugares como la Iglesia de Nuestra Señora de las Nieves, formando un conjunto histórico declarado como bien de Interés Cultural.

En plena Biosfera de las Sierras de Béjar y Francia, a más de 1100 metros de altitud, se encuentra la zona declarada Espacio Natural Protegido de Candelario, con cimas de más de dos mil metros de altitud y con abundantes bosques de robles.

Otra localidad a destacar, con un impresionante patrimonio arquitectónico, es el de Ciudad Rodrigo. Atravesada por el río Águeda, Ciudad Rodrigo posee una serie de Murallas que envuelven multitud de obras de arte, como el Castillo de Enrique II de Trastámara, el Palacio de la Marquesa de Cartago, la Casa de la Cadena o la Catedral de Santa María, entre muchas otras más.

Si nos situamos al norte de la provincia, podemos encontrar la localidad de Ledesma, también situada a 780 metros de altitud, con un extensísimo patrimonio arquitectónico. Su castillo, su puente Viejo, el Palacio de Beltrán de la Cueva, hacen posible que este lugar sea declarado como Conjunto Histórico artístico.

Estos son, de Norte a Sur, algunos de los muchísimos pueblos, parajes y elementos arquitectónicos en conjunto que la provincia salmantina posee. Podríamos pasar días describiendo la belleza y la cantidad de sensaciones que sin duda pueden provocar para todo visitante los numerosos pueblos que posee esta maravillosa provincia.

Es por ello que te invitamos a visitar todas las localidades que puedas cada vez que visites este bello rincón de la Península Ibérica, te quedarán ganas de volver.

Sección: