Elena Rodríguez - Corresponsal en León - Agronews CyL

 

  • El colectivo Ganaderas y Punto lanza el vídeo 'No necesitamos héroes' en el que alertan de que su profesión está en extinción

Cuatro minutos y 37 segundos de canción que son un grito de auxilio, de amor por su profesión, de inquietud por el futuro y de llamamiento a todo un colectivo. Es 'No necesitamos héroes', una canción a la que pone letra una enamorada de su trabajo de pastora, de sus ovejas y también de la música, la leonesa Arancha Pérez Cascallana y con ella se presenta un nuevo colectivo, se llaman Ganaderas y Punto y son casi medio centenar de toda España. Las diferencias de opiniones con Ganaderas en Red, las llevaron a unirse con un único objetivo: compartir experiencias sobre la ganadería, y punto.

Aunque pasa horas pastando al aire libre con su rebaño en Llamas de la Ribera y en la montaña, en verano, Arancha se ríe y reconoce que la inspiración para la letra llegó en el estanco donde escuchó la famosa 'We don't need another hero' de Tina Turner, tradujo el título y comenzó a hilar la letra relatando la situación que viven las pastoras. (https://www.youtube.com/watch?v=UscAruPWs9M )

A ritmo de rock gritan “no queremos extinguirnos, ayúdanos”, recuerda que el futuro es “incierto, tanta presión nos ahogará, no queremos privilegios” y “piden respeto” como el que tienen ellas por los demás. Si la ganadería desaparece, canta  Arancha Pérez, “pregúntate qué pasará cuando no estemos ya. Ya no habrá marcha atrás y será muy tarde ya”.

En el vídeo, que ya ha sido reproducido más de 10.000 veces en Facebook y 1.600 en Youtube, esta pastora leonesa -que antes fue cantante de orquesta y que ameniza a su rebaño cantando a diario- canta que no necesitan “héroes, queremos soluciones, no podemos extinguirnos, ¡ayúdanos!” y se lamenta de que no tienen relevo generacional y así su “huella se borrará”  y, por ello, hace un importante llamamiento: “tenemos que unirnos ya”.

 

Y punto

No es la primera vez que vemos a Arancha Pérez protagonizando un vídeo, antes con Ganaderas en Red, un grupo en el que había diversidad de opiniones y una comunicación a través de una app que no todas tenían y del que se ha desligado. Ahora  han creado Ganaderas y Punto que “es lo que somos”, dice, “no hay más fondo, somos ganaderas sin más” , en total 46 de toda España, entre otros hay ganaderas de  Alicante,  Andalucía, Barcelona, Teruel, Huesca, Cuenca o el País Vasco. Su objetivo es compartir experiencias y también dar a conocer la complicada situación que vive su profesión, los bucólicos paseos por el campo para que los animales se alimenten no están, ni mucho menos, exentos de problemas. Arancha se lamenta: “nos vamos a extinguir” y esto “es un arte y una forma de vida sinigual porque vives y trabajas en el campo y cuidas de otros seres vivos, es una profesión muy bonita, a la par que sacrificada y es una pena que la dejen extinguirse, muchos quieren tirar la toalla porque ya no pueden más”.

En cada zona, la problemática es diferente, pero hay muchos temas que las unen: “los precios, la PAC, que está ligada a hectáreas y no a los animales que tenemos, la leche y la carne: cada vez nos pagan menos y pagamos más por arrendamientos, piensos, forrajes, medicamentos, etc. esto tiene que explotar por alguno sitio, no puede ser que lo nuestro cada vez valga menos y nos cueste más”.

 

Que no nos ahoguen

En el vídeo se ve a las ganaderas en su día a día, serias y preocupadas por su situación, algunas pintadas de guerreras porque quieren seguir en la lucha por tener futuro, porque quieren “seguir trabajando de lo nuestro, que nos respeten y que no nos ahoguen, porque tienen que pensar que si la ganadería desaparece, habrá consecuencias para muchos sectores”, asegura Arancha Pérez.

Su amor por el pastoreo y sus animales, se lo ha trasladado a su hija que, aún no ha decidido su futuro, pero que siente la misma pasión que su madre por esta profesión, le gustaría ser ganadera, y punto, sin héroes, pero con soluciones. Y poder llevarle un poco la contraria a su madre que hoy canta que son “la última generación de una profesión que morirá, nos querrán rescatar y será muy tarde ya”. Quizá no.

Sección: