Agronews Castilla y León

Los mayores precios al productor y las condiciones climáticas más favorables están proporcionando un alivio para los productores de leche del mundo después de un descenso de tres años en los importes, asegura Rabobank en el balance que sobre este sector realiza en relación a los datos del segundo trimestre de 2017.

Los precios al ganaderos en los EE.UU. mantienen un ascenso muy superiores al vivido en Europa y Oceanía, espoleados por la demanda local y, gracias a un dólar ligeramente más débil lo que provoca que el comercio de exportación sea más firme. 

Los importes cobrados por los profesionales europeos subieron a finales de 2016, pero se han mantenido en niveles sólo ligeramente interesantes, conduciendo a respuestas muy diferentes en lo que a la producción se refiere, así mientras los ganaderos de Irlanda, Polonia o Italia han seguido ampliando, en el segundo trimestres de 2017, la producción, sumándose el Reino Unido, los dos principales productores comunitarios, Francia y Alemania, han vivido, en la primer mitad del año una caída de producción significativa en comparación con el año anterior. Con una primavera fría y seca que limita la producción en marzo y abril, y las limitaciones ambientales que golpean los Países Bajos, quienes se dedican a esta actividad en Europa siguen pugnando por incrementar la producción.

El débil crecimiento de la producción en la UE, en un momento del año cuando los niveles de grasa para la producción de mantequilla bajan de forma natural, y el fuerte crecimiento de la demanda en los EE.UU. de este producto han contribuído a una escasez mundial que ha impulsado los precios de este producto a nivel extrañamente altos. Circunstancia esta que puede provocar, según Rabobank un aumento de los precios a los ganaderos buscando una mayor producción de este alimento.

La recuperación de la producción de América del Sur sigue siendo lenta, pero constante. En Brasil, a pesar de la agitación política existente, los costes de los insumos han comenzado a disminuir, y la producción y el consumo comenzó a recuperarse. Argentina también es probable que vuelva a crecer la producción en la segunda mitad de 2017 tras un par de años desastrosos.

Nueva Zelanda ve con más optimismo que las tres anteriores la campaña actual, con unos buenos precios al inicio y una buena climatología que estimulará un fuerte crecimiento. Australia también está comenzando la temporada con más optimismo que el año pasado y comenzará a recuperar la producción perdida en las recogidas anteriores pero no de forma completa.

En China, los precios de producción se han ido debilitando, lo que restringe el crecimiento del volumen lo que significa que incluso con un  mediocre crecimiento del consumo se ha superado la oferta existente de producción propia pese al aumento de la misma.  Las expectativas de Rabobank son que los niveles de importación tendrán que crecer mucho más rápido la segunda mitad de  2017 y que el crecimiento de las importaciones de todo el año lo hará cerca de la previsión del 20% para el año, absorbiendo los suministros adicionales derivadas de Nueva Zelanda. Además, la introducción de regulaciones más estrictas en la  formulación de leche infantil parece estar beneficiando a los importadores más que a los actores locales, con unas importaciones también significativamente mayores.

En general, las perspectivas de Rabobank sugiere que la recuperación de la producción mundial continuará, y la industria se moverá en una fase de expansión del comercio que se necesita para abastecer al constante, aunque modesto,  crecimiento de la demanda. 

Sección: