Agronews Castilla y León

Los huertos urbanos son espacios al aire libre o de interior destinados al cultivo de verduras, hortalizas, frutas, legumbres, plantas aromáticas o hierbas medicinales, entre otras variedades, a escala doméstica. Esta práctica se da en el centro o en la periferia de las ciudades, al igual que otros ejemplos de agricultura urbana y periurbana (AUP) como la acuicultura, la ganadería y la silvicultura que proporcionan pescado, carne, lácteos y madera a la comunidad.

Con https://plantawa.com/ obtendrás un servicio de calidad y una atención personalizada, con una amplia gama de productos para tu huerto urbano. Podrás comprar fibra de coco, humus de lombriz, kit de cultivo, semillas, sustratos para plantas, fertilizante, y mucho más. En Plantawa tenemos las semillas más baratas del mercado.

Las plantas necesitan de todos los nutrientes para su funcionamiento óptimo. En el caso de que nos falte un nutriente, dará igual la cantidad de los demás, la planta sufrirá carencias.

Para aportar todos estos fertilizantes de manera sencilla, recomendamos utilizar un abono universal líquido. Este tiene casi todos los nutrientes necesarios para la planta, es por ello por lo que, aunque la planta tendrá una buena alimentación con el fertilizante universal, se recomienda aplicar los nutrientes que le falten, como el calcio, el azufre y el magnesio, con cuidado de guardar la relación correcta y con cuidado de no mezclar elementos incompatibles que provoquen precipitados, para conseguir una producción plena.

Una forma barata y medianamente eficaz de aportar calcio sería mezclar una fracción de leche desnatada con el agua de riego. La proporción debe ser de un 10% sobre el total. También aplicar cáscara de huevo machacada a la tierra proporciona calcio, aunque siempre será más efectivo usar algún producto como el nitrato cálcico, ya que aparte de ser más rápido de absorber, aporta también nitrógeno extra, que es el nutriente principal de las plantas.

Un consejo profesional, que se adapta bien a los huertos urbanos, es el uso de biofertlizantes, los cuales consisten en seres vivos que se asocian simbióticamente con la planta, saliendo ambos beneficiados en esa asociación. Se pueden encontrar desde hongos que se asocian con la raíz, permitiendo que absorba más agua y nutrientes, hasta bacterias que se depositan en las hojas y permiten a la planta asimilar en nitrógeno atmosférico directamente en las estomas, lo que reduce considerablemente las necesidades de este elemento en las raíces, lo que se traduce en menos abono o químicos.

Un paso critico en los cultivos sería el trasplante. Un consejo para realizarlo puede ser llenar el nuevo recipiente hasta la mitad, luego colocar el recipiente antiguo, de donde extraeremos la planta, teniendo él cuenta que deben sobrar dos centímetros entre la altura de uno y del otro. Una vez colocado, rellenar alrededor del recipiente antiguo con nuestro sustrato. Una vez lleno el recipiente nuevo, retirar el antiguo, donde quedara un hueco exacto para el cepellón de nuestra planta.

Cuando planificamos un riego, hay que tener en cuenta las características de nuestro huerto urbano, así sabremos cuanto y cuando regar.

Cuando más fraccionemos el agua, mejor la asimilará la planta, sobre todo en verano. Una forma empírica de calcular el tiempo que debemos regar es midiendo el tiempo que tarda en salir el drenaje. Siempre debemos dejar salir algo, para que limpie las sales que hayan podido quedarse en el sustrato. Lo óptimo sería que el drenaje se encuentre entre un 10% y un 15% del agua total aplicada.

Hay diversos tipos de semillas para plantar en un huerto urbano. La elección de las semillas depende en gran parte de las condiciones meteorológicas y en la época del año en la que nos encontremos en el momento de cultivar. También hay que tener en cuenta las condiciones de la zona en la que se va a plantar puesto que cada tipo de cultivo requiere un trato distinto.

Semillas aromáticas y culinarias: Aquellas plantas que dotarán el espacio de olores agradables y además cuando se podrán utilizar para realizar ricas comidas. Algunas de estas semillas son de hierbabuena, albahaca, menta o romero.

Semillas para infusiones: Las personas que gusten del efecto relajante de las plantas no puede perder la oportunidad de cultivar estas semillas que luego permitirán realizar infusiones beneficiosas para la salud. Infusiones como melisa, estevia, poleo menta o anís.

Tenemos kits de semillas estacionales para poder plantar las semillas adecuadas dependiendo de la estación. Para plantar en primavera, recomendamos semillas de pepino, lechuga, tomate, pimiento o los dulces fresones. El verano es la estación ideal para plantar zanahorias, acelgas o rabanitos. En otoño destaca la plantación de espinaca, nabo y lechuga. Finalmente, en invierno es recomendable plantar berenjenas, cebolla y pimiento dulce.

Dejando a un lado las semillas de alimentos, el huerto urbano también sirve para plantar semillas de flores que darán un toque natural y colorido al jardín. Semillas de flores de amapola, clavel, cactus y dalias entre otras.

Sección: