Agronews Castilla y León

Desde el 1 de enero y durante seis meses, la presidencia del Consejo de la UE será ocupada por Francia, país que tendrá entre sus prioridades, en el ámbito agrícola, la reciprocidad de las normas: que las importaciones agroalimentarias estén sometidas a las mismas reglas que las producciones comunitarias, según expuso el ministro de Agricultura galo, Julien Denormandie este martes.

“No podemos aceptar importar a la UE productos que no respetan las mismas normas que imponemos a nuestros propios productores. Es un sinsentido. Actuar para conseguir esta reciprocidad de las normas será una de las prioridades de la presidencia francesa” explicó el ministro en una rueda de prensa este martes, resumida posteriormente la web oficial del Ministerio de Agricultura y Alimentación de Francia.

Y esto se conseguirá mediante dos vías principalmente, a través de la política comercial, condicionando el acceso preferencial al mercado comunitario al pleno respecto de las normas de producción europea y, por otro lado, incluyendo clausulas espejos en los acuerdos de asociación con países terceros para condicionar las importaciones al cumplimiento de las normas comunitarias.

En la última reunión bilateral entre los ministros de Agricultura de Francia y de España, en noviembre de 2021, ambos se mostraron a favor de las “clausulas espejo” y la  reciprocidad, que consiste en garantizar que los productos agrarios importados cumplan con las mismas exigencias medioambientales, sanitarias, de bienestar animal o fitosanitarias, así como con unos estándares de producción equiparables al modelo europeo, Ambos declararon que “es cuestión de lógica y de justicia para garantizar unas reglas de mercado iguales para todos”.

FEPEX ha reiterado en múltiples ocasiones la necesidad de incorporar los principios de igualdad y reciprocidad en la política comercial, porque su ausencia ha provocado una globalización asimétrica del mercado comunitario y condiciona el desarrollo futuro del sector exportador de frutas y hortalizas, al que destina más del 94% de sus exportaciones.

La presidencia del Consejo de la UE por parte de Francia comenzó el día 1 y durará el primer semestre de 2022, bajo el lema “Recuperación, poder y pertenencia”, siendo sus objetivos globales “la recuperación ecológica y digital; fuerza para defender y promover sus valores e intereses europeos y pertenencia, para construir una visión europea común a través de los valores y la cultura común”.