Agronews Castilla y León

La Real Academia de la Lengua define fungicida como sustancia o producto que destruye los hongos. Ante la gran variedad de los mismos que pueden atacar nuestro jardín es importante apoyarse y buscar apoyo en su uso en determinadas fuentes entre las que destacan determinadas páginas web como  mejorybarato donde han realizado un ranking detallado de los mismos.

Es muy importante documentarse y descubrir qué hongo ha sido en el ha atacado nuestras plantas. Quizás uno de los más conocidos en el mildiu, del que todos hemos oído hablar, quizás, por la incidencia que tiene en un cultivo permanente tan conocido como es la viña, y que se conoce por una típica forma algodonosa blanquecina. Sin embargo, no es el único de estos seres vivos que llegan a nuestra jardín para perjudicarlo, así podemos destacar otros como el moho de la nieve que afecta al césped, en épocas frías, hasta matarlo o la podredumbre de la raíz que afecta a ese elemento fundamental de la planta., especialmente en suelos que presenten mal drenados.

No todos los fungicidas son iguales. Aquí destaca cuanto tipos: los protectores que se aplican en las plantas antes de que se produzca una posible infección sabiendo que esta es recurrente año tras año en una determinada época; los de tratamiento que se aplica cuando ya hemos descubierto que el hongo nos está atacando buscando erradicarlo; los de contacto que sólo inciden sobre la zona que las que se aplican lo que obliga a cubrir completamente, las hojas, cuando se emplean, lo que hace que, en muchas ocasiones se use con carácter preventivo; y, finalmente, los sistémicos que son los que entran dentro de la planta para actuar en la solución del problema que supone la presencia de hongos.

CONSEJOS

Es importante tener en cuenta, en el momento de la elección del fungicida más adecuado para el problema suscitado en nuestro jardín, tomar en cuenta una serie de sencillos consejos.

El primero es buscar correctamente cuál es el hongo en cuestión para buscar el producto que mejor actúe sobre él, ya que en caso de errar en esta elección nos supone en primer lugar dinero y trabajo perdido sin olvidar que podemos provocar un daño a mayores a nuestras plantas

Otro aspecto clave, aunque pueda parecer demasiado evidente es ver las instrucciones y el etiquetado del producto que vamos a elegir ya que esa información nos permitirá saber, por ejemplo, su nivel de toxicidad algo importante ya que estamos trabajando en la cercanía de nuestro hogar y familia por lo que es clave comprobar que es adecuado para su uso en el entorno doméstico. Otro aspecto clave es ver y conocer que mezcla se debe realizar para su aplicación ajustando la dosis a la intensidad de la presencia del hongo.

En el momento de realizar el tratamiento, es clave respetar la autoprotección con lo que es básico contar con guantes y gafas para nuestra protección; mantener el programa y secuenciación de tratamientos que nos aconseja el fabricante, así como tener en cuenta que no se debe aplicar antes o después de la lluvia así como que no podemos consumir, en caso de que lo estemos aplicando en un pequeño huerto o frutal, ese producto hasta pasados unos días desde la aplicación.

 

 

 

 

 

 

Sección: