Agronews Castilla y León

La responsabilidad medioambiental es el deber que tienen las empresas y los operadores económicos de asumir las consecuencias de los daños medioambientales causados a las especies, hábitats, aguas, costa y suelo, tomando para ello todas las medidas y medios que estén a su alcance para prevenir, evitar y reparar los daños medioambientales.

El proceso de industrialización de la economía global en la que vivimos actualmente está generando una serie de impactos positivos en el bienestar de las personas, pero también negativos al dañarse los recursos naturales que nos rodean. Los graves accidentes industriales de las últimas décadas han impulsado que la Unión Europea desarrollara una serie de acuerdos y convenios internacionales para tratar de impedir que este tipo de situaciones se repitan o al menos se mitiguen las consecuencias de estos incidentes.

Toda actividad empresarial desarrollada por un operador económico tiene un mayor o menor impacto medioambiental, por lo que el fin último de esta regulación es asegurarse que los operadores económicos tienen la suficiente solvencia como para hacer frente a la reparación de los daños que puedan causar al medio ambiente, en aplicación del principio de “quien contamina paga”.

Para ello Markel ha creado una póliza de seguro de Responsabilidad Medioambiental llamada Markel Medioambiental que permita a los operadores económicos obtener el grado de solvencia necesaria para satisfacer las demandas de la administración competente y que les permita hacer frente a su Responsabilidad Civil Medioambiental.

Este Seguro Medioambiental va dirigido a empresas y operadores económicos que desarrollen las actividades incluidas en la Orden APM/1040/2017, de 23 de octubre, por la que se establece la fecha a partir de la cual será exigible la constitución de la garantía financiera obligatoria para las actividades del anexo III de la Ley 26/2007, de 23 de octubre, de Responsabilidad Medioambiental, clasificadas como nivel de prioridad 1, 2 y 3 en el Anexo III de la Ley 26/2007. Dichas actividades están sujetas a la prevención y control de la contaminación debido a sus actividades industriales y además están reguladas por la Directiva 96/61/CE y la Ley 16/2002, que se incorpora al ordenamiento jurídico español.

La Ley pretende garantizar que la empresa y el operador económico pueda disponer de recursos económicos suficientes para poder hacer frente a los costes derivados de la adopción de medidas de prevención, evitación y reparación de los daños medioambientales. En dicha ley, se establece la Responsabilidad Medioambiental como una responsabilidad de carácter objetivo e ilimitado, basada en el principio de “quien contamina paga”. Por ello, si el operador económico no pudiera hacer frente al requerimiento de solvencia de la administración competente, podría perder su autorización administrativa para continuar ejerciendo su actividad económica. Con la contratación de la póliza de Seguro de Responsabilidad Medioambiental de Markel, te sentirás seguro, ya que te dará protección ante cualquier reclamación prevista en el ámbito de cobertura de la póliza.

Consigue tu seguro con Markel poniéndote en contacto con ellos a través de un formulario incluido en su pagina web, en el cual tendrás que introducir tu nombre y apellidos, un correo electrónico y un nombre de teléfono, el departamento y por último el mensaje que quieres incluir.

Sección: