Agronews Castilla y León

Una máquina de ozono es un equipo eléctrico capaz de transformar el oxígeno en ozono. Incorpora un transformador de alta tensión y unas lámparas o válvulas, donde se produce el arco voltaico capaz de realizar dicha transformación. Son capaces de eliminar virus, bacterias, ácaros, hongos y malos olores, consiguiendo así estancias mucho más higiénicas.

Las propiedades del ozono hacen de él un gas con un gran poder oxidativo, lo que lo convierte en un agente con una enorme capacidad para la eliminación de microbios y microorganismos patógenos como virus, bacterias, esporas y hongos.

Sus propiedades desinfectantes y desodorizantes han hecho posible que se hayan desarrollado múltiples aplicaciones para el ozono, tanto en el ámbito doméstico como en el empresarial e industrial. Por lo tanto, a la hora de comprar máquinas de ozono hay que tener en cuenta estas propiedades

A nivel doméstico, el ozono se ha demostrado altamente recomendable para el consumo humano, la desinfección de tanques de almacenamiento de agua o pozos, la limpieza doméstica, el lavado de la ropa y de los alimentos, el aseo personal y de mascotas, la desodorización de ambientes en la casa y en vehículos, roulottes, caravanas o embarcaciones, la eliminación de la carcoma en muebles o en elementos constructivos de madera como vigas, etc.

Por otra parte, el ozono ha demostrado ser muy eficaz en la terapia y prevención de un importante número de enfermedades, lo que ha dado lugar a la llamada ozonoterapia. El uso del ozono como agente terapéutico se extiende a:

-Afecciones relacionadas con el sistema circulatorio, el digestivo o el nervioso.

-Gracias a sus propiedades cicatrizantes, el ozono ha presentado resultados óptimos en el tratamiento de eczemas y de múltiples afecciones dermatológicas como la caspa.

-El ozono se ha mostrado efectivo a la hora de disminuir los síntomas de alergias y asma al ser un agente que permite eliminar ácaros, moho y otros alergenos de aquellas zonas en donde habitan dichos organismos.

A nivel doméstico la aplicación más frecuente que se da al ozono es a la hora de purificar el agua ya sea para su consumo directo, para el lavado y la cocción de alimentos, para el lavado de la ropa o para la limpieza del hogar.

También se recurre a la potencia desinfectante y depurativa del ozono para el tratamiento del agua en las piscinas privadas, puesto que aporta importantes ventajas en comparación con el tratamiento mediante cloro o bromo. La más importante de estas ventajas es que nos evita el uso de agentes químicos irritantes para desinfectar el agua, lo que reporta beneficios claros a la piel, al pelo o a los ojos de los usuarios de la piscina, mientras que, por otro lado, supone un ahorro al no tener que reponer los productos químicos cuando se agotan.

Uno de los mayores problemas con los que se suelen encontrar los agricultores son las enfermedades de las plantas, la mayor parte de las cuales se producen por contagio. El riego ozonizado protege de contagios tanto por acción directa como por la cantidad de oxígeno que desprende.

Hoy en día tanto en las industrias como en la Administración Publica se plantean la reutilización de aguas residuales para usos que requieran unas condiciones de potabilidad que las hagan aptas para el consumo. La finalidad es poder extraer agua de riego, agua para calderas, para refrigeración o para limpieza a partir de aguas residuales depuradas.

Las ventajas más claras que se obtienen del tratamiento por ozono de aguas residuales son:

-Eliminación de color y olor.

-Eliminación de materia orgánica.

-Desinfección.

-Eliminación de otros contaminantes.

 

Sección: