Agronews Castilla y León

La creciente demanda de alimentos ecológicos en España impulsada en los inicios por las propias asociaciones y grupos de consumidores, estrecha  vínculos con productores locales y establece mecanismos de venta y abastecimiento directo de los mismos.

Aunque el volumen de alimento comercializado por canales cortos no llega al 6,5 % del total, dentro del cual únicamente entre 12-20% es de alimento ecológico, este segmento de consumo tiene una importancia esencial en su promoción y en el mantenimiento de los principios de un modelo de consumo responsable agroecológico y de la soberanía alimentaria. Las administraciones deben apoyar estos modelos de producción y reconocer su contribución a mejorar los ingresos de los productores, evitar el cambio climático, fomentar la biodiversidad y reducir los gastos de intermediación que redunda en precios justos al consumidor. La predominancia del canal de la gran distribución como modelo único de comercialización ha llevado a los productores y consumidores a buscar alternativas que ofrezcan mayor autonomía frente a las políticas agroalimentarias (más soberanía alimentaria).

Estas son algunas conclusiones del II Encuentro de Grupos de Consumidores de productos Ecológicos -el primero se celebró en Benetusser (Valencia) en 2011-, que ha celebrado en Pizarra (Málaga), organizadas por la Sociedad Española de Agricultura Ecológica (SEAE), en colaboración con el Grupo de Desarrollo Rural (GDR) del Valle del Guadalhorce.

Los objetivos del encuentro son el intercambio entre grupos de consumo de productos ecológicos (grupos de consumo, redes productores, etc..), analizar políticas públicas y normas que favorezcan la comercialización por canales cortos de los alimentos ecológicos y recomendar formas que aprovechen los esquemas de desarrollo rural para fortalecer los canales cortos de comercialización del producto ecológico.

Al evento asisten unas 60 personas, procedentes de ocho Comunidades autónomas (Andalucía, Cataluña, Pais Vasco, Canarias, Cataluña, Castilla-La Mancha, C Madrid y Galicia). Recordemos que las primeras asociaciones de consumidores de alimentos ecológicos, comenzaron en los años ochenta y se ampliaron en los noventa, que tratan de propiciar este consumo directo de productos ecológicos por canales cortos. Actualmente encontramos estos grupos en todas las ciudades de España.