Agronews Castilla y León

La página web www.arc2020.eu ha publicado la filtración sobre el documento que el Comisario de Agricultura y Desarrollo, Phil Hogan, iba a presentar a finales a noviembre de sobre la orientación que Bruselas quiere dar a la Política Agraria Común más allá de 2020. 

Esas filtraciones son casi ya una tradición en estos largos y complejos procesos de negociación de las continuas reformas de la PAC, y en buena medida hay que entenderlos como un "globo sonda" lanzado desde la Comisión para ver la respuesta que tienen las propuestas, que son todavía más filosofía que planteamientos concretos, entre los distintos colectivos que se ven afectados.

Simplificación, menos bucocracia, modernización, apuesta por la innovación, respeto por el medio ambiente, lucha contra el cambio climático, apoyo a la incorporación de jóvenes, seguros o gestión de riesgos son términos que se repiten en abundancia en el documento.

En el prólogo del documento destaca una frase que pone en negro sobre blanco lo complicada que es la actividad agrícola y ganadera "A diferencia de la mayoría de los otros sectores económicos, la agricultura se ve fuertemente afectada por el clima ; también se prueba con frecuencia por precios volátiles , desastres naturales , plagas y enfermedades , con el resultado de que, cada año, al menos el 20% de los agricultores pierden más del 30% de sus ingresos en comparación con el promedio de los últimos tres años.

El eje central de la nueva reforma de la PAC va a ser la simplificación burocrática de la misma, así se llega a decir "una PAC más simple es una PAC más efectiva", destacando que los Estados Miembros deben asumir más responsabilidad en la misma, abordando las especificidades de cada país, siempre asegurando "a los ciudadanos europeos deberían continuar teniendo acceso a alimentos de alta calidad, asequibles y diversos".

Phil Hogan asegura que la Política Agraria  debe buscar sinergias con la Política de Investigación e Innovación para fomentar la innovaciónEl desarrollo tecnológico y la digitalización posibilitan grandes avances en la eficiencia que pueden reducir el impacto de la agricultura en el medio ambiente y el clima y reducir los costos para los agricultores. Sin embargo, la adopción de nuevas tecnologías en la agricultura sigue siendo inadecuada, afirman desde Bruselas, y se distribuye de manera desigual en toda la UE, y existe una necesidad particular de abordar el acceso de las pequeñas y medianas granjas a la tecnología.

El documento de la Comisión Europea destaca el hecho de que las ayudas de la PAC suponga, como media el 46% de las rentas de los agricultores y ganaderos europeos, aunque el hecho de que el 80% de estos fondos se concentren en el 20% de los beneficiarios "provoca acusaciones de injusticia", por lo que es necesario trabajar en una distribución más equilibrada de esos apoyos.

Parece que se descarta la renacionalización de las ayudas directas y se apuesta por tres medidas de control que faciliten una mejor distribución de las ayudas llegadas desde Bruselas:

  • Una limitación obligatoria de los pagos directos, por explotación entre 60 000 EUR y 100.000 EUR.
  • Soporte mejorado a granjas más pequeñas, en particular a través de un pago redistributivo;
  • Un enfoque que apueste de forma más decidida por quienes de verdad viven de la agricultura y la ganadería.

​​Existe una clara necesidad de impulsar las inversiones en la reestructuración de las explotaciones, la modernización, la diversificación y la adopción de nuevas tecnologías, como la agricultura de precisión y el big data... el desarrollo de la bioeconomía y la economía circular... así como de instrumentos financieros específicos para la agricultura y la ganadería.

 

Otro aspecto destacado de la comunicación es la necesidad de articular mecanismos para una mejor gestión de los riesgos climáticos, volatilidad de precios... que soportan quienes se dedican a esa actividad, desarrollando una herramienta de estabilidad de ingresos que se sume a las políticas de seguros que ya funcionan.

 

El citado documento hace un especial hincapié en el refuerzo a las políticas de cuidado y protección de medio ambiente. La arquitectura ecológica actual de la PAC, se basa principalmente en tres instrumentos de política distintos: la condicionalidad, los pagos directos verdes y las medidas voluntarias agroambientales y climáticas, será reemplazada y todas las operaciones se integrarán en un sistema más específico, flexible y enfoque coherente, más apoyada en las decisiones que tomen en este sentido los Estados Miembros.

 

La nueva PAC debe apostar de una forma más decidida por la incorporación de jóvenes, muchos de los cuáles ven frenada su llegada por temas como el alto costes de la tierra o la necesidad de grandes inversiones para "arrancar la actividad", sin olvidar el hecho de que la agricultura es una actividad agraria poco reconocida y valorada.

 

La comunicación finaliza tocando un tema nuevo en la Política Agraria Común como es el de la inmigración, fomentando inversiones en zonas donde esos movimientos se produzcan con más intensidad, impulsando la contratación de mano de obra procedente de esas migraciones, facilitando con ello su integración en la sociedad europea.

 

Sección: