Agronews Castilla y León

Es indudable que el sector cerealista de Castilla y León vive con mucha expectación la campaña actual, la 2018, tras la profunda sequía soportada la anterior que mermó de una forma clara las producciones en la práctica totalidad de la región. Ahora tras unas siembras amenazas por la repetición de un posible periodo de pocas precipitaciones, las fuertes lluvias vividas en las últimas semanas han llenado de optimismo al sector.

Precisamente esas buenas expectativas, que se pueden completar con unas pocas lluvias en mayo y con unas temperaturas excesivamente elevadas, hacen que los agricultores se muestren especialmente preocupados por preservar la calidad y la cantidad del producto que tienen en sus parcelas. Así, nos lo confirma Eusebio Medina, un profesional de la localidad palentina de Villalcazar de Sirga que trabaja en la actualidad varios centenares de hectáreas de cereal, “es evidente que cuando vemos que hay producción es mucho más fácil invertir en mantener y proteger lo que tenemos. Cuando la cosecha se presenta buena, no nos importa invertir en un tema vital como es la sanidad del producto”.

Aquí es cuando aparecen productos como Priaxor® EC, nos recuerda Manuel Pedrón, responsable comercial de BASF, “que estamos presentando a los agricultores de Castilla y León en el Tour Priaxor® EC”. “Es un fungicida de amplio espectro para actuar contra las principales enfermedades de los cereales que se dan en la región, sobre la base de dos materias activas: Xemium® al 7,5% y el F500®al 15%”. “Precisamente, la presencia de dos materias que actúan de forma complementaria hace que las resistencias al mismo sean mucho más complicadas de desarrollarse”, asegura este técnico a AgroNews.

“Este fungicida, asegura Pedrón, y asiente con la cabeza Medina, está ofreciendo excelentes resultados, para la cebada, en enfermedades como la Helmintosporiosis, Rincosporiosis, Roya Parda y Ramularia, mientras que para el trigo lo está haciendo para Septoriosis, Roya Parda, Roya Amarilla y la Dreslera”

Por lo que se refiere a las dosis de aplicar y el momento de hacerlo, el agricultor Eusebio Medina, recuerda “lo más importante es estar vigilante de la situación de nuestro cultivo, quizás puede parecer un poco exagerado pero casi necesitamos controlar nuestra producción todos los días, cuanto antes descubramos los primeros síntomas de la enfermedad y actuemos más fácil será controlarla y menos nos contará económicamente, algo que es clave para alcanzar la máxima rentabilidad del cultivo”

“Nosotros recomendamos que se aplique Priaxor® EC desde que la hoja bandera se encuentra totalmente desarrollada hasta el inicio de la floración del cereal, con lo que vamos a lograr la máxima protección del cultivo ante las enfermedades y los mejores rendimientos”, concluye Manuel Pedrón, responsable comercial de BASF.

“Recalcar que la aplicación se debe hacer en cuanto se aprecien los primeros síntomas, pues el producto desarrolla una importante labor preventiva, con él logramos proteger la totalidad de los hijos que tiene la planta, si tiene esa potencialidad, simplemente aprovechémosla”, destaca este técnico.

La dosis de Priaxor® EC sería de 1l/ha, según el estado actual de desarrollo del cultivo y la presión de enfermedad.

Tags: 

Sección: