Agronews Castilla y León

La Unión Regional de Cooperativas de Castilla y León ha trasladado a la Consejería de Agricultura y Ganadería un escrito que recoge la preocupación de sus asociados por la modificación normativa de la condicionalidad en el marco de la Política Agraria Común, que entró en vigor el pasado 1 de Enero, y que afecta al empleo de purines y estiércoles sólidos sobre superficies agrícolas. En concreto, no permite el uso de sistemas de platos, abanicos o cañones para la aplicación de purines y obliga a enterrar los estiércoles sólidos en el menor plazo posible después de su aplicación.

URCACYL entiende la motivación de este cambio, necesario para reducir las emisiones y para cumplir los compromisos medioambientales adoptados por España, pero actualmente, el sector no cuenta con la maquinaria suficiente para implementar estas medidas que además van a suponer un importante esfuerzo económico y la obligación de realizar nuevas inversiones.

Es necesario resaltar, afirman desde las cooperativas, que la aplicación de purines como fertilizante en la agricultura, es el principal método de valorización de los mismos. En muchos casos los ganaderos no disponen de suficiente terreno en propiedad para aplicar los purines que producen sus animales, lo que hace necesario que lleguen a acuerdos con agricultores próximos, estos cambios normativos pueden poner en peligro dichos acuerdos por el miedo de los agricultores a perder sus ayudas. Todo esto generaría un grave problema a los ganaderos que, a día de hoy no tienen muchas más alternativas.

Castilla y León es un territorio muy extenso con gran diversidad en su orografía que abarca desde la llanura esteparia a zonas montañosas, pasando por las dehesas. Surgen entonces argumentos como el exceso de pendiente en zonas montañosas, que haría imposible aplicar el abonado tal y como sugiere la normativa por el potencial riesgo para las personas, o la prohibición de roturar pastos permanentes para el cumplimiento de la condicionalidad, que impediría enterrar los estiércoles en zonas de dehesa.

Atendiendo a todo lo expuesto, URCACYL ha solicitado a esta Consejería:

1-.Que ante la posibilidad que da el Ministerio a las Comunidades de establecer excepciones, se establezca en Castilla y León un periodo transitorio de cinco años para el cumplimiento de estas exigencias.

2.- Se incentive mediante ayudas directas la adaptación y modernización de la maquinaria actual para conseguir alcanzar el objetivo marcado.

3.-La excepción de enterrar estiércoles sólidos en zonas de pastos permanentes.

4.-El poder tener información directa de la Consejería sobre las medidas que se vayan a adoptar.

Sección: