Agronews Castilla y León

 

  • Se prevén fuertes restricciones en el Valle Almanzora, en Almería; en la Axarquía y Guadalhorce, Málaga; y en Guadalete-Barbate y Campo de Gibraltar, en Cádiz

A la espera de la convocatoria y celebración de los respectivos comités de gestión, la preocupación y el pesimismo son generalizados en todas las cuencas andaluzas. Salvo en Huelva, la situación hidrológica es muy desfavorable y se esperan fuertes restricciones en todas las cuencas, y particularmente en el Valle Almanzora, en Almería; en la Axarquía y Guadalhorce, Málaga; y en Guadalete-Barbate y Campo de Gibraltar, en Cádiz.

FERAGUA

Tras las dotaciones aprobadas por la Comisión de Desembalse del Guadalquivir, los regantes agrupados en Feragua advirtieron a las administraciones públicas que el medio rural, en el ámbito de la Cuenca, y en general en toda Andalucía, se enfrenta a una amenaza grave de ruina económica y desempleo generalizado, “pues todos los cultivos, absolutamente todos, están hoy en riesgo”, explicó el presidente de los regantes andaluces, José Manuel Cepeda, que pidió la ejecución inmediata de las obras de regulación y proyectos de modernización que son necesarios para paliar el déficit hídrico estructural de las cuencas andaluzas, que se verá además agravado en los próximos años como consecuencia del cambio climático.

En particular, en el ámbito del Guadalquivir, el presidente de Feragua considera gravísimo que el próximo Plan Hidrológico reconozca un déficit de 300 Hm3 y solo contemple la ejecución del recrecimiento del Agrio, que aportará como mucho 8 Hm3 a la capacidad de regulación, menos de un 3%, de modo que a este ritmo de inversión harían falta 150 años para compensar el déficit hidrológico del Guadalquivir. Por eso, solicitan al Ministerio para la Transición Ecológica la ejecución urgente, en el próximo ciclo hidrológico, de las presas de Cerrada de la Puerta y la alternativa a San Calixto, que sí podrían aportar una tercera parte del actual déficit, y de los que únicamente se plantean acometer, respectivamente, el estudio previo y el proyecto.

Feragua demanda asimismo la aceleración del proyecto de modernización del arroz, así como el impulso inmediato de otras modernizaciones pendientes como las de las zonas regables del Rumblar, Cacín, Vegas de Granada, Vegas media y alta de Jaén, Guadalmena y Marismas del Guadalquivir. “La ejecución íntegra de las mencionadas obras de regulación y proyectos de modernización, unida al trasvase del Condado, es la respuesta que necesita la Cuenca del Guadalquivir a su déficit hídrico, y el único planteamiento serio y no demagógico para garantizar la disponibilidad del agua y apoyar al regadío, como motor de innovación, desarrollo económico, creación de empleo y consolidación del territorio en el medio rural andaluz”, declaró el presidente de Feragua.

Sección: