Agronews Castilla y León

Los fabricantes franceses de leche, agrupados en la asociación Syndilait,  han mostrado, en una reciente rueda de prensa, su preocupación por la fuerte caída del consumo de leche en Francia, ofreciendo un dato demoledor como que, en 2018, sólo el 65% de los franceses habían consumido leche, al menos, una vez al año.

La citada agrupación ha destacado que la leche líquida “tipo” no es un mercado que ofrezca un futuro muy brillante, ya que sea en brick o en botella de plástico, su consumo se ha reducido, en el mercado minorista, en un 3,3% durante el pasado 2018 hasta los 2.300 millones de litros.

Sin embargo, este dato se equilibra, por lo que al valor de las ventas se refiere, por las ventas que se hace de leches enriquecidas, en todas las variables que se puedan cuantificar, que son más caras para el consumidor con lo que logran frenar la caída de ventas de este alimento en cuanto a valor hasta sólo el 0,3%, frente al ya señalado del 3,3% en cuanto a consumo.

La causa principal de esa reducción de consumo hay que buscarlo en la pérdida de protagonismo de la leche en el desayuno, un momento clave para este sector, a lo que se une el desarrollo de distintas campañas “anti – leche” que han ido provocando esa merma en el consumo.

Para tratar de revertir esta situación las industrias están tratando de dar a conocer el trabajo que hay detrás de cada litro de leche tanto en la granja como poco después en la factoría. De esta manera se ha puesto en marcha la semana de la leche que se va a desarrollar entre el 25 de mayo y el 5 de junio permitiendo a los consumidores visitar siete granjas e industrias de la mitad norte de Francia. Ya en la campaña anterior esta iniciativa fue calificada como un éxito ya que más de 10.000 consumidores conocieron de primera mano el sector lácteo francés.

Tags: 

Sección: